By 25 noviembre, 2016 0 Comments Leer más →

Belat, el monovarietal que Albet i Noya rescató del olvido

Se trata de un vino elaborado únicamente con uva Belat, una variedad ancestral recuperada por esta bodega del Penedès. Esta nueva añada, la tercera, se comercializa, al igual que las anteriores, en una edición limitada que no llega a las 1.200 botellas.

Belat

Belat es un exclusivo vino elaborado 100% con la variedad ancestral del mismo nombre, recuperada por esta bodega de Sant Pau d’Ordal

Corría el año 1998, cuando Josep M. y Toni Albet i Noya se propusieron recuperar vides autóctonas de Cataluña que habían desaparecido con motivo de la plaga de la filoxera que arrasó la región a finales del siglo XIX. Una de las variedades que encontraron fue esta tinta que denominaron Belat, una palabra que les permitía jugar con el significado catalán de la palabra, ‘velado’, en alusión a los años en los que esta uva estuvo oculta-velada, al mismo tiempo que también es un anagrama del nombre de la bodega (Albet).

Hasta el momento, se han podido disfrutar de tres añadas de este vino: 2008, 2009 y la que se ha lanzado este mismo año y que corresponde a la cosecha de 2011. Así, Belat 2011 es un vino que, como sus antecesores, recuerda a los grandes Pinot Noirs de Borgoña o los Barbera Piemonteses. Sin una gran capa de color pero con unos aromas muy finos de tabaco de pipa, mentolados, posee una estructura tánica aterciopelada y dulzona que, en boca, ofrece el sabor fresco y elegante de los grandes vinos. La estancia en barricas de roble francés de 500 litros durante un periodo de 16 meses, más el posterior reposo de tres años en la botella, acaban de darle finura y delicadeza.

Por todo ello, este vino resulta el acompañante perfecto de tablas de queso, platos y guisos de caza y recetas elaboradas con pollo. Belat 2011 también marida a la perfección con chocolate.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad, Catas y maridajes

Escribe un comentario

*