By 16 octubre, 2018 0 Comments Leer más →

Las nuevas añadas de los vinos de autor de Bodegas Cartema

Calidad por encima de cantidad, este el enfoque al que permanece fiel Bodegas Cartema desde hace más de una década. Algo que se plasma en cada uno de sus vinos de autor como: Cartema Blanco 2015, Cartema Rosado 2017, Cartema Tinto Crianza 2015, Cartema Garnacha Centenaria 2016.

Tecnovino Bodegas CartemaBodegas Cartema ya tiene en elmercado las últimas añadas de sus vinos de autor: Cartema Blanco 2015, Cartema Rosado 2017, Cartema Tinto Crianza 2015 y Cartema Garnacha Centenaria 2016. Fundada en 2005 representa un proyecto vinícola de calidad diferenciada en la provincia de Toledo. Adscrita a la Denominación de Origen Protegida Méntrida, apuesta por la calidad y las producciones limitadas por encima de la cantidad.

Enclavado en los Montes de Alamín y bajo la figura imponente de la Sierra de Gredos, el viñedo de Bodegas Cartema se localiza en una zona caracterizada por la presencia de encinas milenarias, imagen de marca adoptada por la bodega. Teniendo como prioridad el respeto hacia estos árboles, en 2004 comenzó el acondicionamiento de la zona para la explotación vitícola.

Inicialmente parecía una zona inhóspita para una viña, sin embargo, el suelo fértil, la suave pendiente y el excelente cuidado en su vinificación han permitido el éxito de una bodega de autor que, año tras año, continúa expandiendo su oferta más allá de la provincia de Toledo.

“Nuestra producción sigue siendo limitada porque después de más de una década  el enfoque de Bodegas Cartema sigue siendo la calidad por encima de la cantidad, apunta Carmelo Hernández, representante de la bodega. Hernández destaca que los resultados alcanzados son también producto del buen trabajo realizado por el enólogo Daniel Orusco.

El clima de Santa Cruz del Retamar (Toledo) es el idóneo para la maduración de la uva. Entre finales del mes de agosto y septiembre se da un contraste de temperatura que es muy propicio para la correcta maduración polifenólica. Los racimos se cortan manualmente con tijeras, realizando en la propia cepa una primera selección. La recogida a primera hora de la mañana permite que las uvas lleguen a la bodega a una temperatura de unos 20°C.

Cartema Blanco 2015

Premiado con la Medalla de Plata en los Premios Vinduero-Vindouro 2018, Cartema Blanco 2015 está elaborado con dos variedades, la Sauvignon Blanc y la Moscatel Petit Grains. La crianza de 14 meses en barricas de roble francés le otorga un carácter sinulgar.

A la vista es de color amarillo dorado, brillante y con buena limpidez. Es un vino complejo en el que destaca el aroma de las frutas blancas con tonos amoscatelados y especiados, integrados con notas balsámicas. En boca se presenta amplio, graso, floral y frutal, sabroso con medio cuerpo, especiado y balsámico, presentando un postgusto largo y equilibrado.

Cartema Rosado 2017

Elaborado mediante un sangrado directo y sin maceración de uvas de las variedades Tempranillo, Syrah y Cabernet Sauvignon, Cartema Rosado 2017 es el primer rosado de Cartema.

Destaca por sus notas delicadas de flores mezcladas con aromas de fruta roja, como fresa y cereza, con buena intensidad. Su temperatura de consumo ideal oscila entre los 6-8 oC.  En boca destaca por su amplitud, sedosidad y volumen, con un buen equilibrio de acidez, y un final largo y armónico.

Cartema Tinto Crianza 2015

Tras 14 meses reposando en barricas de roble francés y americano, Cartema Tinto Crianza 2015 fue embotellado en 2017. El ensamblaje de las variedades Tempranillo, Syrah y Cabernet Sauvignon da como resultado un vino rojo cereza brillante con media capa y buena limpidez, notas de fruta roja madura y ligeros toques de madera. En boca se muestra sabroso con medio cuerpo, especiado y balsámico, con un postgusto agradable, largo y persistente.

Cartema Garnacha Centenaria 2016

Ideal para su producción en las tierras toledanas de clima seco y cálido, la uva garnacha es protagonista en la selección de vinos de Carmelo Hernández con el monovarietal Cartema Garnacha Centenaria 2016. Este vino se elaboró con uvas procedentes de vides centenarias, optando por una crianza de cuatro meses en roble francés.

De color rojo picota intenso de capa alta con aromas de frutos rojos maduros ligeramente compotados, este vino resulta en boca fresco, redondo e intenso, con buena estructura y un final largo y equilibrado.

Para apreciar en su totalidad la calidad del vino, acceda aquí a las recomendaciones de Bodegas Cartema.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad, Catas y maridajes

Escribe un comentario

*