¿Corchos libres de TCA? Una innovadora tecnología de Amorim da en la diana

Esta es una de las cuestiones de interés del sector del vino: ¿corchos libres de TCA? La empresa Amorim, especializada en la fabricación de productos de corcho, lanza los primeros corchos del mundo con TCA no detectable. Se trata de la tecnología pionera NDtech, que reduce el riesgo de contaminación del corcho con TCA, un compuesto químico natural que puede causar desvíos sensoriales al vino. Los bodegueros españoles se encuentran entre los primeros en testar esta tecnología que indican que supone una garantía de calidad sin precedentes en el mundo del vino.

Tecnovino Amorim corchos libres de TCA 1

¿Es posible conseguir corchos libres de TCA? La empresa portuguesa fabricante de productos de corcho, Amorim, tiene una innovadora y pionera tecnología: NDtech. Su punto fuerte: que reduce eficazmente el riesgo de contaminación del corcho con TCA, un compuesto químico natural que puede causar desvíos sensoriales al vino.

La firma es una de las mayores productoras de corcho del mundo y una de las empresas más internacionales de Portugal. Con este desarrollo explica que ha abierto «una importante brecha tecnológica convirtiéndose en el primer y único proveedor de corcho natural a nivel mundial que garantiza la ausencia de TCA detectable* a los bodegueros«.

NDtech, tecnología de vanguardia para elaborar vino

Conocida como NDtech, esta tecnología de vanguardia refuerza el control de calidad de la empresa, de forma que permite escanear de manera individual cada corcho en la cadena de producción evitando que lleguen a la bodega tapones con TCA detectable. El TCA (tricloroanisol) es un compuesto químico natural que puede causar desvíos sensoriales al vino y que afecta también a otras industrias de alimentación como el agua, el café, el té, la cerveza, la fruta o la verdura así como al envasado de estos productos.

«Hasta ahora, ningún productor ha sido capaz de validar científica e internacionalmente un sistema de control de calidad para los tapones de corcho natural que reduzca el TCA a niveles no detectables y que luego los escanee de forma individual para confirmar que cada corcho cumple esta norma”, ha explicado el director de Investigación y Desarrollo de Amorim, el doctor Miguel Cabral. “Hemos estado trabajando para alcanzar este objetivo durante varios años y ahora, gracias a la sofisticada cromatografía de gas podemos examinar de forma individual un corcho en solo segundos pudiendo así aplicar la tecnología a escala industrial”. Y es que antes, el examen de cromatografía de gas necesitaba 14 minutos haciéndolo imposible de usar sobre cadenas de producción. Sin embargo, Amorim ha ido aplicando la tecnología en lotes de prueba como parte de las medidas de control de calidad de los 4,2 billones de tapones de corcho que produce cada año y, al mismo tiempo, ha trabajado en mejorar la tecnología para que pueda ser usada en la producción.

Tecnovino Amorim corchos libres de TCA 2

El rápido desarrollo de NDtech es el resultado de cinco años de trabajo y de una inversión de 10 millones de euros en I+D por parte Amorim, en colaboración con una empresa británica especializada en cromatografía de gas. Además, se trata de la única tecnología contra el TCA que actualmente está siendo validada por dos prestigiosas instituciones científicas: la universidad alemana de Hochschule Geisenheim y The Australian Wine Research Institute (AWRI), dos de los principales centros de investigación de la industria del vino a nivel mundial que se encuentran en estos momentos validando de forma independiente el funcionamiento de NDtech lo cual, según Cabral, “pone de manifiesto la magnitud de este avance tecnológico».

Una precisión alta y sin precedentes

Con una altísima precisión, Amorim indica que NDtech puede descubrir cualquier corcho con más de 0,5 nanogramos de TCA por litro, por lo que inmediatamente y de forma automática se elimina de la cadena. El nivel de precisión necesario para encontrar este estándar en una escala industrial para el 100% de los corchos examinados es asombroso, sobre todo considerando que el umbral de detección de 0,5 nanogramos/litro es el equivalente al de una gota de agua en 800 piscinas de tamaño olímpico.

Amorim ha estado a la vanguardia de la lucha contra el TCA -un compuesto químico que se forma naturalmente y que puede ser un problema en el embalaje en las industrias de alimentos y bebidas– a través de la aplicación de rigurosas normas de producción y métodos de control de calidad certificados. De hecho, el nuevo NDtech se complementa con los medios de control preventivos, curativos y de calidad ya existentes, incluyendo el tratamiento patentado de ROSA Evolution que se utiliza durante la producción.

Los bodegueros españoles han sido de los primeros en testar esta puntera tecnología con la que, asegura el presidente y CEO de la empresa Antonio Amorim, “hemos hecho el mejor corcho natural que jamás se ha fabricado en el mundo”. En definitiva, presenta a las bodegas españolas la oportunidad de aunar las ventajas únicas de un corcho natural sostenible con la garantía de haber sido examinado de forma individual para no contener un TCA superior al umbral de detección de 0.5 nanogramos/litro*.

(* El contenido de TCA que se libera es inferior al límite de cuantificación de 0,5 ng/l; análisis realizados conforme a la norma ISO 20752).


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*