Cuatro fungididas biológicos para viñedos: control, cuidado y protección respectuosos con el entorno

Las enfermedades de la vid traen de cabeza a muchos viticultores y bodegas. Y por supuesto hay productos para su control, prevención o eliminación. En este caso mostramos cuatro fungididas biológicos para viñedos, uno para el para el control de oídio, mildiu y botrytis, otro también para el control de oídio, otro de azufre líquido para tratar oídio, araña roja y eriófidos, y el cuarto con efecto curativo para el control de oídio, moteado y botrytis. Son de la firma Agrichem que cuenta con una de las mayores ofertas de fitosanitarios aptos para producción ecológica y residuo cero.

Tecnovino fungididas biologicos para vinedosActileaf, AQ-10, Heliosufre y Vitisan y  son cuatro fungididas biológicos para viñedos de entre toda la gama que ofrece la empresa Agrichem que se ha especializado a prevenir y controlar algunas de las enfermedades más habituales de la vid.

Actileaf, biofungicida para el control de oídio, mildiu y botrytis

Compuesto por Cerevisane® que está constituido por metabolitos elicitores extraídos de la levadura Saccharomyces cerevisiae cepa LAS117.

Este biofungicida de origen microbiano para el control de oídio, mildiu y botrytis presenta un modo de acción múltiple, activando de manera sistémica varias rutas metabólicas.

Tecnovino fungididas biologicos para vinedos Actileaf AgrichemAgrichem señala que “consigue retrasar de manera considerable la aparición de numerosas enfermedades y que los síntomas sean mucho menos virulentos”. No tiene LMR (límites máximos de residuos) y su plazo de seguridad es reducido.

En cuando a su uso aconsejan realizar tratamientos preventivos por vía foliar cada 7-10 días y mantener la agitación durante la aplicación. Indican que dado que es una levadura inactivada (no viva), no depende de las condiciones ambientales y presenta una buena compatibilidad y vida útil. La dosis de Actileaf para mildiu, oídio y botrytis es de 0,25 kg/ha.

AQ-10, un fungicida biológico para el control de oídio

Tecnovino fungididas biologicos para vinedos AQ-10 AgrichemAQ-10 sirve para el control de oídio en cultivos hortícolas y vid. Agrichem destaca que su modo de acción (hiperparasitismo) “es único y exclusivo en el mercado, afectando a todas las fases de desarrollo de la enfermedad”. Añaden que no muestra ningún riesgo de fitotoxicidad y no afecta a la fermentación, ni altera los aromas naturales de la uva de vinificación y no tiene plazo de seguridad ni residuos.

En cuanto al modo de empleo basta con pulverizar con tamaño de gota adecuada y con un volumen suficiente para mojar bien todas las partes del cultivo afectadas. Recomiendan tratar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde y se puede mezclar con determinadas familias de fungicidas como triazoles y cobres entre otros. Para la vid la dosis es de 35-70 g/ha.

Heliosufre, azufre líquido para tratar oídio, araña roja y eriófidos

Tecnovino fungididas biologicos para vinedos Heliosufre AgrichemExclusiva formulación de azufre líquido con derivados de pino. Acaricida y fungicida de acción prolongada. Es de efecto preventivo y curativo con acción antiesporulante. Indica que es de mayor eficacia y menor riesgo de lavado que otros azufres, por su efecto fijador y antideriva. No genera resistencias, carece de residuos y de plazo de seguridad.

Agrichem recomienda iniciar los tratamientos tan pronto como se den las condiciones de desarrollo del oídio, aplicando en pulverización, de forma que se asegure una cobertura completa de la masa foliar. Puede mezclarse con otros fungicidas y acaricidas. La dosis para tratar oídio, araña roja y eriófidos es de  200-600 ml/hl.

Vitisan, con efecto curativo para el control de oídio, moteado y botrytis

Tecnovino fungididas biologicos para vinedos Vitisan AgrichemEste fungicida natural tiene efecto curativo para el control de oídio, moteado y botrytis. Tiene un modo de acción múltiple de carácter físico: secado de hifas por acción osmótica, cambia el pH en la superficie del cultivo, dificultando así el desarrollo del patógeno. Confirman que no genera riesgo de resistencias, ni origina residuos y tampoco necesita plazo de seguridad.

Su uso puede ser preventivo o inmediato tras la infección. Se puede emplear en alternancia o combinación con fungicidas sistémicos como estrategia curativa y antiresistencia. Desde Agrichem recomiendan “ajustar el volumen de caldo y dosis al desarrollo y masa foliar del cultivo para asegurar una buena cobertura”. Y añaden que “en mezcla con Heliosufre, se aumenta la eficacia de ambos productos por separado, pudiendo disminuir la dosis habitual de ambos”. La dosis para vid y uva de mesa en el tratamiento para el Oídio es de 5-6 kg/ha.

Más información sobre Agrichem y todos sus productos en el siguiente enlace: agrichembio.com


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*