El ganador del Reto Azpilicueta 2017: Aguachile de Viura hecho por Paolo Herranz, un ceviche que marida con vino

Ya se ha elegido un ganador para el Reto Azpilicueta 2017. Se trata del mexicano Paolo Herranz que con su plato ‘Aguachile de Viura’, que ha elaborado y maridado con Azpilicueta Blanco 2016, resultó el mejor valorado por el jurado. El premio del público ha sido para Ainhoa Berasategui, con su ‘Ravioli Rosado de Azpilicueta’.

Tecnovino Reto Azpilicueta 2017 328x200El mexicano Paolo Herranz ha resultado vencedor del Reto Azpilicueta 2017, proyecto puesto en marcha por la marca de vino Azpilicueta y el Basque Culinary Center que se realiza con el objetivo de promover la formación enológica de los chefs del futuro. Su creación gastronómica ‘Aguachile de Viura’, elaborado y maridado con Azpilicueta Blanco 2016 fue la mejor valorada por el jurado, lo que ha convertido a Herranz en ganador de una beca de 4.405 euros para sufragar parte de su formación en el BCC.

‘Aguachile de Viura’ es un plato de honda raíz mejicana inspirado en el ceviche y elaborado sobre una tostada de maíz artesanal. El objetivo de Paolo Herranz era conseguir una propuesta singular que maridase a la perfección con Azpilicueta Blanco 2016: un vino elaborado con uvas 100% variedad Viura, refrescante, perfumado, envolvente y de gran longitud.

Tecnovino Reto Azpilicueta 2017 1

El jurado que evaluó los platos finalistas estuvo compuesto por Elena Adell, enóloga de Azpilicueta; Philippe Ortega, director general comercial y de Marketing de Pernod Ricard Bodegas; el chef con tres estrellas Michelin, Francis Paniego; y Ángel Fernández, docente del BCC.

En palabras de Elena Adell, «‘Aguachile de Viura’ es un plato arriesgado, muy original y que ha sorprendido al jurado por su armonía y equilibrio con Azpilicueta Blanco».

El premio del público en el Reto Azpilicueta 2017 ha sido para Ainhoa Berasategui por su ‘Ravioli Rosado de Azpilicueta’ (con Azpilicueta Rosado). Este reconocimiento permitirá a su autora disfrutar de una sorprendente experiencia gastronómica en el Hotel Gastronómico Echaurren, cuyo restaurante dirigido por el chef Francis Paniego, ostenta dos estrellas Michelin.

El resto de platos finalistas fueron: ‘La anguila que marida’ (con Azpilicueta Crianza) de Daniel Martínez; ‘Versión de conejo de orza’ (con Azpilicueta Origen) de María Cenamor, y el postre ‘ADN del vino’ (con Azpilicueta Reserva) de Mariana Zibara.

Un total de 79 alumnos de segundo curso del Grado en Gastronomía y Artes Culinarias del Basque Culinary Center han tomado parte en la quinta edición del Reto Azpilicueta. Con esta iniciativa, Azpilicueta mantiene el espíritu de mecenazgo de su creador, Félix Azpilicueta, y fortalece su compromiso con la formación.

La marca Azpilicueta considera que representa «las características de los vinos riojanos, cuyo sabor ha triunfado en todo el mundo». Fundada en 1881 por Félix Azpilicueta, la bodega explica que siempre ha destacado por su vocación en fomentar y enriquecer la formación y el amor por el vino, actividad que se ha visto reflejada en iniciativas como su Taller de Enología o la estrecha colaboración con el Basque Culinary Center.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Escribe un comentario

*