By 23 junio, 2014 0 Comments Leer más →

Los dominios .vin y .wine o la primera etapa de un chantaje mundial organizado

Ante la 50ª sesión de ICANN, que comenzó en Londres este el pasado 22 de junio y se prolonga hasta el día 26, los representantes de los productores de vino aluden a la responsabilidad de ciertos gobiernos en las negociaciones entre el sector y los candidatos a la gestión de los dominios .vin y .wine. EFOW, Federación Europea de Vinos de Origen y CECRV, Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas presentan su opinión al respecto en este comunicado conjunto.

han enviado un comunicado conjunto

Los representantes de las denominaciones de origen denuncian la opacidad y los conflictos de intereses que rodean a la toma de decisiones en el seno de ICANN y apelan a una reforma profunda de la gobernanza mundial de Internet y a la puesta en marcha de una organización independiente en su lugar. Los representantes del sector anuncian que promoverán una amplia campaña de información para denunciar los riesgos asociados al uso de estos nombres de dominio para consumidores y productores y llamará al rechazo general contra dichos dominio en caso de que finalmente sean delegados. Entretanto, el sector solicita a la UE que ponga en marcha un sistema para identificar y bloquear los sitios web que no respeten la legislación UE en materia de protección de indicaciones geográficas y denominaciones de origen y urge a la Comisión Europea a ser más proactiva en las negociaciones internacionales sobre este asunto.

Tecnovino dominios Vin y Wine

Desde hace casi dos años, el sector mantiene un pulso con la industria de los nombres de dominio. El objeto de esta lucha es la de garantizar que los nombres de dominio de máximo nivel relativos al vino cuyo proceso de delegación fue lanzado por ICANN hace ya más de un año y que se puedan ligar a nombres de denominaciones de origen sean provistos de la protección que no prevé ICANN ─organización mundial a cargo de la administración de dominios en Internet─ en las bases de ese proceso de delegación, tal y como sí hace ICANN con las marcas comerciales. A principios del mes de abril de este año, ICANN concedió mantener la suspensión de ese proceso de delegación durante un nuevo plazo de 60 días para que el sector y las empresas candidatas a la gestión de esos dominios alcanzasen un acuerdo sobre los mecanismos de protección de las Indicaciones Geográficas y de las D.O. en ese procedimiento.  Desafortunadamente, las negociaciones no han desembocado en acuerdo.

“Es urgente que se acometa una reforma del modelo de gobernanza de Internet y que la gestión de la red de redes se confíe a una organización independiente para evitar posibles fraudes a empresas, organizaciones y consumidores”.

El presidente de EFOW, Federación Europea de Vinos con Denominación de Origen, Riccardo Ricci Curbastro, rechaza y lamenta profundamente las condiciones en las que se han desarrollado las negociaciones y denuncia la opacidad que rodea a la toma de decisiones en el seno de ICANN :  «Estas negociaciones no tenían ninguna oportunidad de finalizar en acuerdo desde el momento en el que algunos gobiernos intervinieron y presionaron a los candidatos para disuadirles de dialogar y negociar con el sector. Más grave resulta aún que el único candidato que había dado una buena acogida a las propuestas presentadas por el sector haya soportado en los últimos días una presión fuerte y haya preferido no continuar con las negociaciones como resultado de esas presiones. ICANN lo sabe. Una decisión favorable a la delegación de los dominios genéricos “.wine” y “.vin” en esas condiciones constituiría una provocación. Una decisión en ese sentido ilustraría una vez más la falta de independencia de ICANN, así como el hecho de que en su seno todo el poder está en manos de la industria de los nombres de dominios. Sería una afrenta para la UE y la prueba de que el modelo de Internet basado en el modelo multilateral entre todas las partes implicadas (gobiernos, empresas, organizaciones sectoriales y de consumidores…) no es más que una falsa apariencia. Es urgente que se acometa una reforma del modelo de gobernanza de Internet y que la gestión de la red de redes se confíe a una organización independiente para evitar posibles fraudes a empresas, organizaciones y consumidores».

Como hemos anunciado en otras ocasiones, las organizaciones europeas y nacionales que representan a los vinos con denominación de origen están preparadas para realizar una amplia campaña de sensibilización dirigida a los productores de vino para disuadirlos de comprar los nombres de dominio “.vin” y “.wine” y dirigida también hacia las consumidores para informarles de los riesgos adheridos a comprar en dichos sitios web (que pueden no tener vínculo alguno entre los productos que ofrecen y el origen al que aluden, lo que supone un fraude claro al consumidor).

“Tenemos la impresión de que asistimos a una especie de chantaje organizado a nivel mundial. El sector del vino lo viene denunciando desde hace meses”.

“Tenemos la impresión de que asistimos a una especie de chantaje organizado a nivel mundial. El sector del vino lo viene denunciando desde hace meses. Pero no se trata simplemente de un caso entre muchos otros, sino que, al pasar de 20 dominios genéricos con los que hoy cuenta Internet (entre los que se encuentran “.com”, “.org”, “.gov”, “.edu”, “.info”, o “.int”, por citar sólo algunos) a más de 1.000 dominios genéricos, los riesgos a los que están expuestos las marcas, las empresas, las colectividades locales, las indicaciones geográficas y denominaciones de origen, etc. de ser objeto de chantaje se multiplican exponencialmente. ICANN y la industria de nombres de dominio tiene la intención de ganar mucho dinero”EFOW (Federación Europea de Vinos con Denominación de Origen)CECRV (Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas) piden a los gobiernos europeos la creación de plataformas para identificar las páginas web que entrarían en colisión con la reglamentación europea, así como que tomen las medidas necesarias para neutralizarlas.

“Esperamos que la Comisión Europea sea más activa y que pase a la ofensiva en las negociaciones comerciales que lleva a cabo con otras regiones del mundo, en especial con EE.UU. Si la decisión que se toma en la reunión de ICANN que tendrá lugar la próxima semana en Londres es la de delegar estos nombres de dominio, obviando así la normativa internacional sobre la protección de indicaciones geográficas, será una pésima señal para el sector del vino de calidad y con denominación de origen de cara a las negociaciones en curso entre la UE y los EE.UU. sobre el tratado de libre comercio, cuyo objetivo es el de concluir en un acuerdo trasatlántico comercial sin precedentes”.

EFOW, Federación Europea de Vinos de Origen y CECRV, Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Opinión

Escribe un comentario

*