By 18 octubre, 2018 0 Comments Leer más →

Montesquius Blanc de Blancs y Rosé Doré 2015, las dos nuevas joyas de Montesquius

Sublimes y exclusivos, así son los dos nuevos cavas de Montesquius que salen al mercado un año en que la bodega celebra su 100 aniversario. Estos Gran Reserva solo podrán ser degustados por unos pocos afortunados debido a su limitada producciónMontesquius Rosé Doré 2015 ha lanzado solo 1.980 botellas y Montesquius Blanc de Blancs 2015 cuenta con 4.775 botellas.

Coincidiendo con su 100 aniversario la bodega Montesquius lanza al mercado dos joyas enológicas. Dos cavas exclusivos Montesquius Blanc de Blancs 2015 y Montesquius Rosé Doré 2015, ambos de edición limitada, de larga crianza y Brut Nature. Ambos se recomiendan servirlos en copa Chianti.

Tecnovino MontesquiusEl maestro ensamblador de estos dos cavas es Manel M. Fernández, un enólogo sencillo y paciente con los tiempos, con paladar sublime y elegante y que lleva toda su vida dedicada a la elaboración de cavas de calidad con añada o vintage. Manel no tiene prisa, por ello en Montesquius se pueden encontrar aún cavas sin realizar el degüelle, en lías de más de 20 o 30 años, esperando el momento de poder expresarse.

Montesquius Blanc de Blancs 2015

Con una producción de 4.775 botellas, este blanco ha sido elaborado con Xarel·lo 75% procedente de Viña Cuquet plantada entre 1950 y 1955 y Macabeu 25% plantada entre 1958 y 1963 y procedente de dos grandes viñedos de l’Arboç (Bajo Penedés).

Criado durante más de 36 meses sobre lías es un cava generoso, que sorprende por su mineralidad y delicadeza al mismo tiempo. Tiene un delicioso color dorado en el que destacan en nariz las fragancias de flores blancas y cítricos, tomando una especial relevancia el jengibre. En boca, pan tostado y bizcochos, con una burbuja fina y cremosa que se deshace en la boca.

Montesquius Rosé Doré 2015

Tecnovino MontesquiusEsta es una edición mucho más exclusiva de sólo 1.980 botellas. Otro Gran Reserva sin dosaje de azúcar y con un maravilloso color rosa coralino dorado, tan sutil que nadie identifica con cava rosado a simple vista.

Procede de dos magníficos viñedos, la viña Verger, en l’Arboç y la viña Nin, en Lavern; este vino engloba lo mejor del Alto y el Bajo Penedés. Es la maestría del equilibrio entre dos grandes variedades la Pinot Noir (87%) y la Chardonnay (13%).

Delicado, cremoso, de elegante burbuja y muy sutil, tiene notas finas de frambuesa, moras silvestres deshidratadas, claveles, frutos secos y brioche, con un matiz ligeramente ahumado muy personal. En la boca crea un deleite de complejidad y de refinamiento absoluto.

100 cosechas

La bodega fue fundada por la familia Santacana en 1918 en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona), conocida mundialmente por sus vinos y cuna de la D.O. Cava, por su calidad y singularidad. En los años 60, al despertar el interés del público por el Cava, se consolidó como una de las firmas mejor valoradas del sector.

100 cosechas unidas al tiempo y la paciencia, hace que expertos y consumidores consideren Montesquius como una de las mejores bodegas elaboradoras del mundo.

Actualmente Montesquius está terminando una gira de presentación de sus cavas y vinos a nivel nacional a través del proyecto Experiencias Verema en cuatro ciudades Marbella (mayo), Madrid (junio), Zaragoza (octubre) y Alicante (12 de noviembre).


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad, Catas y maridajes

Escribe un comentario

*