/p>>Turismo de Barcelona ha inaugurado el punto de información de enoturismo y vinos Mirador de Colón, una de sus nuevas  iniciativas turísticas. Representa un espacio de promoción y venta de servicios turísticos relacionados con la enología y la cultura del vino y el cava de las comarcas de Barcelona, donde se comercializan hasta 70 referencias diferentes.

Tecnovino iniciativas turisticas enoturismo
Turismo de Barcelona ha dado a conocer dentro de sus iniciativas turísticas su nueva acción para potenciar el enoturismo y el vino. Se trata del punto de turismo de Colón que recibe cada año más de 130.000 visitantes y cuyo punto de información turística anualmente comercializa 65.000 servicios vinculados a la oferta de cultura y ocio de Barcelona. Así ahora en este lugar se pretende hacer difusión de las denominaciones de origen y las bodegas de la provincia.
El director general de Turismo de Barcelona, Jordi William Carnes, ha dicho que el consorcio ha empezado a poner en marcha una nueva línea de trabajo centrada en la aproximación al mundo de la enología desde la ciudad, con el reto de que en un futuro «también se asocie Barcelona con el enoturismo».
En el punto de información de enoturismo se promocionan las cuatro denominaciones de origen de la provincia: Penedès, Pla de Bages, Alella, y DO Cava y se comercializan hasta 70 referencias diferentes.
El diputado de Turismo de la Diputación de Barcelona, Miquel Forns, ha señalado que la intención es convertir Barcelona y su entorno en un destino de enoturismo reconocido internacionalmente.
Tecnovino iniciativas turisticas Barcelona WineTurismo de Barcelona ha presentado también durante la inauguración de este espacio el libro «Barcelona Wine», de Lluís Tolosa, coeditado con la Diputación, una selección de 50 visitas recomendadas para disfrutar de la cultura del vino.
Tolosa ha señalado que el objetivo es «posicionar a Barcelona como capital de un país de vinos», y ha puesto de manifiesto que en un radio de menos de una hora hay en torno a 300 bodegas y, en dos horas, 600.
Ha remarcado que esto supone que Cataluña tiene una de las mejores ofertas de enoturismo del mundo, comparable a Napa Valley (Estados Unidos) y Alsacia (Francia), aunque acoge a muchos menos visitantes que estos otros destinos. Por eso estima que los retos en Cataluña son aumentar el número de visitantes, la facturación y la estancia media y ha destacado que el enoturismo ofrece una «oportunidad de negocio brutal».