El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica en su edición del 9 de julio el decreto que declara Bien de Interés Cultural (BIC) al paisaje cultural del vino y el viñedo de La Rioja.

Tecnovino paisaje cultural del vino y el vinedo de la rioja
El viñedo y el paisaje de La Rioja están perfectamente ensamblados. Foto: La Rioja Turismo.

«El Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo de La Rioja» ha sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Lo ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE) en su edición del 9 de julio que incluye el decreto 20/2015 de 12 de junio, por el que así se dispone.
La orden concreta la delimitación y el ámbito de protección de este bien, que coincide con los límites geográficos de toda la comunidad autónoma, dado que tanto los elementos materiales como los inmateriales propios de esta actividad se pueden encontrar, con mayor densidad o de forma dispersa o singularizada, en lugares «muy dispares o distantes de la misma».
El decreto también recoge que, de acuerdo con la Ley de Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja, la relación de obras o intervenciones en esos elementos se encaminarán a garantizar su conservación, consolidación, rehabilitación y mejora. Entre los elementos, se encuentran los lagares rupestres; chozos y guardaviñas; bodegas; barrios de bodegas y patrimonio inmaterial.
Asimismo el Decreto menciona también en la descripción del bien otros elementos que, sin ser constitutivos de paisaje del vino y el viñedo, sí aportan valor cultural al mismo, como son iglesias, monasterios, casas solariegas, castillos, puentes escudos, rollos, cruceros, calzadas, vidrieras, etc. en los que aparecen de forma explícita motivos iconográficos y ornamentales, tanto modernos como de épocas pretéritas, relacionados con la cultura vitivinícola.
Además subraya que la conservación de un bien complejo como es ‘El paisaje cultural del vino y el viñedo de La Rioja’ requiere la colaboración, complicidad y participación del conjunto de la sociedad y, por ello, establece como prioridad para las Administraciones públicas “velar por la divulgación de los valores y elementos que integran este paisaje” porque considera “el conocimiento y el aprecio colectivo definitorio de una identidad común” como la mejor base de su protección.
En el anexo sobre la descripción del bien se expresa que «el mundo de la vid y el vino en la Comunidad Autónoma ha trascendido de un criterio productivo sectorial para convertirse en un elemento cultural de especial significación. La influencia que las producciones vitivinícolas han tenido a lo largo de la historia y siguen teniendo en la actualidad han dado lugar a un rico, múltiple y variado conjunto de  elementos patrimoniales, tanto materiales como inmateriales, que se sintetizan en un paisaje cultural de un valor excepcional y que, por tanto, debe ser protegido y conservado como legado para futuras generaciones».
El decreto que se ha publicado en el BOE entró en vigor el mismo día de su publicación el 17 de junio en el Boletín Oficial de La Rioja.