El grupo técnico de trabajo de La Rioja del proyecto europeo Winetwork celebra su primera reunión de trabajo el 3 de noviembre en Logroño. La Consejería de Agricultura colabora en esta iniciativa impulsada por regiones vitivinícolas para unir al sector en la lucha contra las enfermedades de la vid.

Tecnovino Winetwork La Rioja

Tecnovino Winetwork La Rioja enfermeda madera vid
Winetwork se centra en las enfermedades de la vid.

Con la constitución del grupo de expertos en La Rioja para recabar información sobre prácticas innovadoras de gestión de una de las mayores problemáticas que afectan a la viticultura actual, las enfermedades de la madera y la flavescencia dorada se pone en marcha el proyecto Winetwork en el que participan diez regiones europeas.
La Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja forma parte de grupo de trabajo coordinado por la Plataforma Tecnológica del Vino y en el que también colaboran técnicos del Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino (ICVV), así como otros expertos del sector vitivinícola riojano (bodegas, viveros, agricultores, enólogos, sector auxiliar…).
Tecnovino Winetwork La Rioja flavescencia dorada vid
Otra de las enfermedades de la vid en las que se fijará Winetwork es la flavescencia dorada.

El proyecto Winetwork se enmarca en el Horizonte 2020 y cuenta un presupuesto de casi 2 millones de euros. Con esta iniciativa se crea una red para el intercambio y la transferencia de conocimiento que unirá a científicos y productores de un total de 7 países europeos (España, Francia, Alemania, Italia, Hungría, Croacia y Portugal), se pretende sintetizar, compartir y divulgar guías de buenas prácticas y resultados de las últimas investigaciones en este campo. España participa en el proyecto con dos regiones (Galicia y Rioja) y dos socios principales (FEUGA e INGACAL).
Una de las novedades en este proyecto es la creación de un nuevo perfil profesional, el agente facilitador, cuya función estratégica es propiciar un intercambio fluido de información entre los principales actores del sector (viticultores, investigadores, bodegueros, instituciones, proveedores, etc.).
El proyecto también contempla la creación de 10 grupos de trabajo técnicos, uno por cada región participante. Los expertos que integran estos grupos de trabajo tendrán la función de asesorar y validar la información recabada por los agentes facilitadores y proporcionar una macro‐visión en base a las características y peculiaridades de cada región.