Las localidades de Fresno el Viejo y Villanueva de Duero; las bodegas La Soterraña, Hermanos del Villar y Garciarévalo; la Casa Rural La Cántara; La Hacienda Las Cavas, y la empresa Artai Seguros son los ocho nuevos socios integrados en la Ruta del Vino de Rueda, que suma ya un total de 75 asociados.

Una de las bodegas que forma parte de la Ruta del Vino de Rueda
Una de las bodegas que forma parte de la Ruta del Vino de Rueda

Tras superar los requisitos definidos en el Manual del Club de Producto de Rutas del Vino de España, determinados por la Asociación de Ciudades del Vino de España (Acevin) estas entidades participarán a partir de ahora de todas las actividades de promoción y difusión que organice la Ruta del Vino de Rueda.
Las localidades de Fresno el Viejo y Villanueva de Duero; las bodegas Hermanos del Villar (Rueda), Garciarévalo (Matapozuelos) y La Soterraña (Olmedo); la empresa Artai Seguros, localizada en Medina del Campo; la casa rural La Cántara, en Serrada, y los apartamentos turísticos Hacienda Las Cavas, en Olmedo, son las últimas empresas e instituciones en adherirse al proyecto, que cuenta ya con un total de 75 socios.
Según la gerente de la Ruta del Vino de Rueda, Ángeles Jiménez, “se trata de una magnífica noticia que viene a refrendar el gran trabajo que se está realizando desde la Ruta y desde todos nuestros asociados con un mismo objetivo: dar a conocer todo un territorio y sus innumerables recursos patrimoniales, culturales, históricos y gastronómicos, entre otros, aún desconocido para muchas personas que, sin embargo, sí consumen y aprecian el vino que da sentido a la cultura vitivinícola del territorio de Rueda”.
La Ruta del Vino de Rueda es una de las más jóvenes integradas en el Club de Producto Rutas del Vino de España, promovido por Asociación de Ciudades del Vino de España (Acevin) y Turespaña.
En menos de un año de andadura tras su certificación oficial ha desarrollado un importante trabajo de promoción hacia el público final, pero también de sensibilización interna, involucrando a empresas y ayuntamientos de la comarca vallisoletana en la puesta en marcha de un proyecto que engloba mil y una propuestas para disfrutar del vino y la autenticidad de su cultura desde diferentes prismas.
Así, más allá de vino y bodegas, puntas de lanza de su oferta, engloba numerosas y muy diversas opciones para disfrutar del territorio que incluyen alojamientos, restaurantes, museos, enotecas, tiendas especializadas, queserías, obradores, almazaras y todo tipo de servicios turísticos.