Bodega Otazu apuesta por la uva garnacha como base para una nueva línea de vinos monovarietales de alta gama. Este año es la primera vendimia que realiza de esta uva, la más característica de la Denominación de Origen Navarra.

Tecnovino Otazu garnacha vinos alta gama
Bodega Otazu tiene un nuevo objetivo: lanzar una nueva línea de vinos de alta gama empleando como base la variedad Garnacha. La firma vitivinícola navarra informa de que «el pasado 25 de septiembre, vendimiamos por primera vez las 0,75 hectáreas de la parcela Viña Mercedes ubicada en la localidad de Corella, que presenta un suelo calizo con alto contenido en cascajos».
Ubicada en Etxauri con 110 hectáreas de viñedo propio rodeando la propiedad y siendo la bodega situada más al norte de España, Bodega Otazu considera que tiene un clima muy parecido al de Burdeos, lo que explica el cultivo de uvas mayoritariamente francesas: Chardonnay, Merlot, Cabernet Sauvignon y Tempranillo. La influencia atlántica que recibe no garantiza una maduración óptima de la uva Garnacha lo que le llevó al cultivo de esta variedad de alta calidad en Corella.
«Seleccionamos la parcela centenaria y familiar de Viña Mercedes en Corella por la calidad de su terroir y por su ubicación en una de las mejores regiones de garnacha de Navarra«, señalan desde Otazu. La vendimia 2015 marca el inicio «de una nueva línea de vinos de alta gama monovarietales, de producciones muy limitadas y que busca resaltar la tipicidad y el potencial de cada uva cuando se cultiva con el máximo cuidado y en el terroir adecuado. La Garnacha será la primera protagonista».
Por ello, la vendimia se realizó de forma manual en cajas de 12 kg. Después de la refrigeración de la uva en cámara frigorífica a 3ºC durante 24 horas, realizan una doble selección manual de racimos y granos. Con el fin de potenciar al máximo los aromas afrutados característicos de la Garnacha, han empleado un depósito de hormigón de 4000 litros para realizar la fermentación alcohólica. Después de este proceso, se hará una crianza en barricas de roble francés Allier. La producción estimada será de unas 7 barricas de 225 litros.
Los viñedos de Bodega Otazu están certificados como Denominación de Origen Protegida Pago, indican, «la máxima categoría que puede obtenerse en España lo que garantiza la selección y la personalidad inimitable de cada uno de los vinos». Vinos que dicen están marcados «por un microclima excepcional, con influencias atlánticas» que les permite obtener productos «con colores vivos, aromáticos y muy frescos en boca». Y subrayan su «carácter diferenciador debido a la excelente acidez de sus uvas, permitiendo que el alcohol se integre perfectamente y además favorezca un largo envejecimiento«.