By 10 octubre, 2018 0 Comments Leer más →

Precios, tecnología, viñas viejas, el papel de los sumilleres… reflexiones sobre el vino en las IWC Talks

Las IWC Talks, un interesante foro sobre vino, se han incorporado este año como novedad a  los International Wine Challenge Merchant Awards Spain 2018. Así no solo ha habido una gala de entrega de galardones, sino que se ha completado con este formato de charlas con ideas, opiniones y reflexiones sobre el vino.

Tecnovino eventos y ferias vitivinicolas IWC TalksTras el éxito de las dos ediciones anteriores, los International Wine Challenge Merchant Awards Spain 2018 han incorporado este año una gran novedad: las IWC Talks. Un foro abierto donde se han aportado ideas y reflexiones sobre el vino para generar conversación y que han contado con la participación de grandes nombres del sector.

Con un formato único (15 minutos de ponencia y conversación con el público), las IWC Talks invitaron a la interacción con grandes referentes en el mundo del vino, donde compartir experiencias antes de la gala de entrega de premios de International Wine Challenge Merchant Awards Spain.

Las opiniones y reflexiones sobre el vino más destacadas de las IWC Talks

Tecnovino IWC Talks reflexiones sobre el vino enologo de Bodegas Izaguirre

José Ramón Calvo, enólogo de Bodegas Izagirre, durante su charla en las IWC Talks.

José Ramón Calvo, enólogo de Bodegas Izagirre, abrió la sesión describiendo cómo desde su bodega están redescubriendo el txakoli. “La nuestra es una apuesta por crear cosas nuevas, arriesgando sin moverse de la tierra y experimentando sin cambiar la variedad de uva. Lo que nos interesa de la globalización no es que se mueva la variedad de uva, sino el conocimiento”, comentó.

“La tradición es muy importante, siempre que no sirva para ocultar pereza. La clave es trabajar únicamente con nuestras propias variedades aplicando técnicas recopiladas en todo el mundo, consiguiendo así txakolis diferentes trabajando la misma uva de forma diferente”, añadió.

Juan Manuel Bellver, director de Lavinia España, continuó hablando de la visión a tener para fijar el precio del vino. “No hay una respuesta a la pregunta de cuál es el precio justo de un vino. El precio debe ser aquél que el consumidor está dispuesto a pagar en función del placer”, señaló.

Distintos factores pueden elevar el precio marcado por el productor (coste de la tierra en una D.O. famosa, rendimiento de los viñedos, packaging, enólogos famosos, un arquitecto reconocido construyendo la bodega) y a ello se pueden sumar el mercado especulativo (vinos de culto), pero “hay que aplicar el sentido común y poner un precio que el mercado está dispuesto a pagar, para que el vino se mueva con naturalidad y mover la cosecha en unos meses. Poner un precio muy alto buscando un mejor posicionamiento puede hacer que el consumidor no sea capaz de asumirlo”, concluyó.

Tecnovino IWC Talks reflexiones sobre el vino Fernando Mora Master of Wine

Fernando Mora Master of Wine centró discurso en las verdades y mentiras de las viñas viejas.

Tras ellos, Fernando Mora MW, productor de vino en Bodegas Frontonio, habló de las verdades y mentiras de las viñas viejas, uno de los patrimonios vitícolas que nos diferencian del resto del mundo. “Son un elemento más a la hora de crear un buen vino, pero el mero hecho de ser una viña vieja no es garantía. Aportan un mayor valor por el suelo donde están plantadas, su material vegetal singular o la regularidad en la producción, pero no todo es oro: su producción suele ser menor que la media, requieren mayores cuidados y hay más heterogeneidad en una misma parcela”, comentó.

Por ello, Mora destacó la necesidad de una regulación, no existente aún en España, con la que definir las viñas viejas y garantizar así unos rangos de precio y rentabilidad, de modo que el consumidor entienda qué supone que un vino sea de viñas viejas y esté dispuesto a pagar por él.

Andreas Kubach MW, director general de Península Vinicultores, presentó una propuesta con la que medir la calidad de un vino, para fijar así su precio. “Midiendo la calidad en 4 dimensiones: la técnica o enológica, entendida como la ausencia de defectos; la calidad hedonista u organoléptica, que mide la capa descriptiva y sensorial que hace del vino una fuente de placer; la calidad cultural o estética como fuente de placer social, mediante la capacidad del vino de expresar una identidad; y la calidad ideológica o social, que mide el contexto ético con valores como la sostenibilidad”, explicó.

Kubach concluyó que “es importante hacer una apreciación global de la calidad del vino con estos 4 criterios, cada uno con su importancia relativa, para hacer vinos que el consumidor pueda valorar y marcar un precio que esté dispuesto a pagar.”

Por su parte, Ferrán Centelles, ex-sumiller de El Bulli y crítico para España de Jancis Robinson, habló sobre el papel que desempeña un sumiller en la cadena de valor del vino. “Desempeñando funciones como motivar, liderar, crear oferta, comprar vino, vender, gestionar y atender al cliente, la labor del sumiller como experto conocedor del vino es clave en un restaurante.”

Tecnovino IWC Talks reflexiones sobre el vino Masters of Wine

Los Masters of Wine Almudena Alberca, Fernando Mora y Pedro Ballesteros en las IWC Talks.

Almudena Alberca MW, enóloga y directora técnica de Bodegas y Viñedos Viña Mayor (Grupo Bodegas Palacio 1894), debatió sobre el dilema “Natural vs. Tecnología”, sobre si la intervención en los vinos es positiva o no. “Hace unos años, todos estaban a favor de la filtración, como método para eliminar las partículas en suspensión. Ahora las tendencias han cambiado, y muchos consideran que filtrar es quitar el alma a un vino”, señaló.

“La reflexión debe ser sobre cómo elaborar el mejor producto, sin penalizar el uso de más o menos tecnología, y sabiendo que para crear vinos naturales hay que usar distintas técnicas. Si buscamos resultados diferentes hay que usar métodos diferentes”, concluyo.

Sam Harrop MW, co-fundador y director técnico de Península Vinicultores, habló de la belleza de la simplicidad en la elaboración de los vinos. “Se suele dar una connotación negativa al término, como opuesto a lo complejo, pero la simplicidad también puede suponer la máxima sofisticación”, señaló.

Habló del concepto japonés del diseño zen (Shubumi), un tipo de minimalismo que se puede aplicar al vino, basándose en tres conceptos: la austeridad, dejando espacio al consumidor para aplicar su imaginación; la sutileza, a veces más atractiva que mostrar todo; y la imperfección, buscando con ella emoción y creatividad.

Seguidamente Pedro Ballesteros MW, presidente del Jurado de los IWCMA España, describió una forma diferente de ver el vino, basada en la filosofía del ying y el yang. “Unos principios que parecen opuestos, pero que no pueden vivir el uno sin el otro: la cooperación vs. la competitividad, la sociedad horizontal vs. la sociedad jerarquizada, la escasez vs. la abundancia, o el disfrute de todos vs. la exclusividad. Los vinos han recogido esta dualidad a lo largo de la historia, al igual que la sociedad”, comentaba.

Elisa Errea, directora de The Wine Studio, habló del papel estratégico de la formación para conseguir que el panorama actual de los vinos españoles sea reconocido, hoy y en el futuro. “Hay un boom en la formación del vino. Tanto en el lado de los consumidores, que buscan una base para tomar la decisión de compra más allá de apoyarse en las puntuaciones de las guías, como en el de los profesionales, por la necesidad de mantener el ritmo de un mercado y tecnología que cambian constantemente”, declaró. “El problema de los países productores es que creemos que sabemos mucho, pero es necesario abrirse al mundo”, añadía, señalando que más del 80% de la información del sector publicada en el mundo está en inglés.

Charles Metcalfe, periodista británico, co-fundador de IWC y jurado de IWC Merchant Awards Spain, centró su charla en cómo la percepción de los aromas de un vino puede verse afectada por la música, siendo necesario buscar armonía en el vino igual que se busca en la música. “Hay ciertos ritmos como un jazz alegre o la música clásica de Vivaldi, que ayudan a limpiar la mente y tener un ánimo positivo ante una cata de vinos”, ponía como ejemplo.

El periodista especializado en vinos Juancho Asenjo cerró la sesión de las IWC Talks con una charla sobre “cómo ve el vino un libertario“, definiéndose como un creyente en Baco y Dionisos, que prefiere los vinos vividos (aquellos que se sienten y quedan en el interior) antes que los bebidos (que quedan en los ojos y se coleccionan).

“Prefiero catar menos y beber más, con o sin moderación” señalaba, destacando que “hay que amar el vino en todas sus expresiones y todas sus posibilidades, desde los más humildes a los más exclusivos, comunicando la alegría y el espíritu del vino. No es posible ni necesario volver al pasado, porque nunca se hicieron tantos vinos, y tan buenos, en España.”


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Escribe un comentario

*