Bodega Carlos Moro, ubicada en San Vicente de la Sonsierra, abre sus puertas al enoturismo. Ha acondicionado sus instalaciones, tanto exteriores como interiores, para ofrecer visitas y catas de vinos.

Tecnovino Bodega Carlos Moro enoturismo 1
Bodega Carlos Moro comienza su andadura en el mundo del enoturismo con una propuesta enológica con la que indican que pretende convertirse «en un referente cercano y accesible para visitantes y turistas por su excelente situación geográfica y sus recién adaptadas instalaciones». La bodega se ubica en una ladera con excelentes vistas a la localidad de San Vicente de la Sonsierra, Rioja, en un entorno de enorme riqueza paisajística y cultural.
Destacan que el objetivo de Bodega Carlos Moro de impulsar la cultura del vino «se ve fortalecido por la experiencia enoturística en esta zona desde hace décadas». La bodega da a conocer a los visitantes también sus viñedos, ubicados en excelentes localizaciones, para mostrar el trabajo que se realiza durante todo el año en el campo, y acercar los diferentes estados fenológicos.
A través de un elevador acristalado los turistas pueden recorrer cómodamente las diferentes plantas y salas de elaboración de vino para contemplar el proceso productivo enológico. El edificio consta de un diseño con diferentes niveles entre las distintas dependencias de elaboración, crianza, embotellado y expedición que permite el manejo de la uva y el trasiego de los vinos por gravedad y máximo cuidado de la uva.
Tecnovino Bodega Carlos Moro enoturismo 2
En su calado subterráneo, de 1.200 m² de superficie, que la firma vitivinícola califica de» impresionante», es donde «los visitantes pueden pasear y disfrutar del descanso del vino en las mejores barricas de roble francés y americano e incluso catar los vinos que allí descansan». Además, los visitantes pueden pasear por la tienda y disfrutar de los vinos en el Wine bar o en la sala de catas.
A la espera de la llegada al mercado de la primera añada de los vinos elaborados en la Bodega Carlos Moro en San Vicente de la Sonsierra (Rioja), cuya comercialización comenzará a mediados de 2017, la Bodega Carlos Moro acaba de lanzar sus Vinos de Finca. Se trata, como explican, «de una primera selección de los mejores pagos y las mejores barricas en tres de las Denominaciones de Origen más importantes del país, que ya se pueden catar durante las visitas«.
Desde la bodega se ofrecen tres propuestas enoturísticas que van desde la visita de una hora a tres horas y desde los 15€ por adulto a los 40€, para todos los gustos, tiempos disponibles y bolsillos.
Para más información: enoturismo@nullbodegacarlosmoro.com o tel. 607 487 016.