Durante el primer semestre del año, las ventas internacionales de los vinos franceses, italianos y portugueses han crecido en volumen pero, sobre todo, en valor. Tanto es así que Francia e Italia se sitúan, respectivamente, en las dos primeras posiciones del ranking de vendedores mundiales de vino en valor, si bien siguen por detrás de España en términos de volumen.

El año no ha podido comenzar mejor para los productores franceses, italianos y portugueses de vino. Todos ellos han visto cómo, de enero a junio, mejoraban sus exportaciones vendiendo más litros y a un precio más alto, y registrando un incremento en euros de su facturación del 13,3%, el 7,1% y el 10,4%, respectivamente, según los datos facilitados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).
exportaciones de vinoEn el caso concreto de Francia, sus exportaciones de vino alcanzaron los 712,6 millones de litros (+5,7%) y los 4.184,4 millones de euros (+13,3%) en el primer semestre de 2017, con un precio medio que subió un 7,2% hasta los 5,87 euros por litro. En este contexto de crecimiento, Estados Unidos se mantuvo y distanció como primer cliente de los bodegueros franceses en términos de valor (+24%), al tiempo que las ventas en Singapur, China y Hong Kong presentaron una evolución excelente. Por tipos de vino, Francia aumentó cerca del 15% sus ingresos procedentes de espumosos y envasados, siendo los graneles los únicos cuyas ventas descendieron en el período analizado.
Respecto a Italia, sus ventas exteriores de vino superaron los 1.030 millones de litros (+6,2%) y los 2.785 millones de euros (+7,1%), con un precio que pasa de 2,68 a 2,70 €/litro. Todos los vinos crecieron en valor y volumen, con el granel como el único que bajó de precio en los primeros seis meses del año. La primera posición del ranking de compradores de vino italiano en términos de valor la siguió ocupando Estados Unidos, con unas importaciones que alcanzaron los 700 millones de euros, seguido de Alemania que registró unas compras de 480 millones de euros. Sin embargo, el mercado germano lideró las ventas en volumen al estar más enfocado a los graneles.
exportaciones
Por último, las exportaciones de vino portugués en el primer semestre crecieron un 7,4% en volumen y un 10,4% en valor, hasta superar los 139 millones de litros y los 348 millones de euros. El precio medio subió hasta los 2,50 €/litro (+7 céntimos). Por lo que se refiere al comportamiento exterior de las distintas referencias lusas, el vino tranquilo envasado lideró el aumento de las exportaciones, en un gran semestre para espumosos y graneles en valor pese a caer estos últimos en litros. En este escenario, Francia repitió como principal mercado mundial para los vinos procedentes de Portugal a pesar de crecer menos que la media. Otros mercados importantes, con excelente comportamiento en este período, fueron Angola, Brasil y Estados Unidos, mientras que España registró una fuerte caída al desplomarse sus compras de granel portugués.