Tecnovino-Flip-BottleDiseñado bajo el concepto dos en uno, como envase y recipiente listo para su consumo, este formato con aspecto de botella se convierte en copa solo con darle un giro.
Con patente desde hace diez años, no llegó a comercializarse, pero ahora bajo el impulso de la firma Webb de Vlam con base en Londres (Reino Unido) y Chicago (Estados Unidos) que ha entrado en el proyecto, es más que posible que llegue al mercado.
Así este envase con dos extremos, uno que tiene aspecto de botella y otro de copa, según el giro vertical que se le de, es ideal para el concepto «on the go» que está triunfando en países como Estados Unidos o Reino Unido y que se aplica el consumo de los productos listos para llevar y tomar sobre la marcha o en movimiento.
Entre sus ventajas se encuentra por ejemplo uno de sus tamaños que sería monodosis, una copa para consumo o para cocinar sin abrir una botella entera,  también que no requiere de ningún utensilio para su apertura o para servirlo y su carácter reciclable o reutilizable. Este envase cuenta con diferentes diseños, uno con la forma de la botella y la copa de corte más clásico, otro con aspecto de decantador y otro de estilo más moderno.
Tecnovino-Flip-Bottle-2
En principio los prototipos que mayor probabilidad tienen de comercializarse en tiendas serían las botellas de vino de 750 ml, 375 ml y 187,5 ml.