Los primeros datos de importación en EE.UU. de vino envasado de noviembre de 2019, primer mes tras la entrada en vigor de la subida de aranceles contra el vino, ha dejado de manifiesto que Francia está siendo el país europeo más afectado. Las cifras revelan que EE.UU. invirtió 34,7 millones de USD menos en vino francés (-37,8%), a pesar de que su precio se desplomó más del 30%. Por contra, Italia salió beneficiada con un 6,7% más.

A mediados del pasado mes de octubre de 2019 entró en vigor la medida adoptada por el gobierno de Donald Trump relativa a la subida de aranceles contra el vino de algunos países europeos, entre ellos España y Francia, además de Alemania y Reino Unido.

Esta semana se han dado a conocer los datos de importación en Estados Unidos de vino envasado (no espumoso ni bag-in-box), partida afectada por dicha medida, para noviembre de 2019, primer mes tras la aplicación de estos nuevos aranceles.

Así, según los datos facilitados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMV), se observa un fuerte descenso de las importaciones de vino envasado francés, tras varios meses consecutivos de subidas. Esta caída es particularmente fuerte en valor, ya que el precio medio se desplomó y, aun así, cayó el volumen.

España, cuya evolución a lo largo del año ha sido muy irregular, también perdió ventas en noviembre, si bien la caída ha sido menor que las registrada meses atrás (agosto, octubre…). Parece que Italia, que creció en noviembre, ha sido el más beneficiado por la subida de aranceles sufrida por sus dos principales competidores europeos, si bien lo hizo menos que en meses atrás (marzo, junio, septiembre), alternando, al igual que España, meses de bajadas.

En definitiva, en un mes en el que las compras estadounidenses de vino envasado cayeron globalmente un 6,5% hasta los 54 millones de litros, los primeros datos apuntan a una caída de los vinos de los países directamente afectados por la subida de aranceles.

Aunque en comparación con meses anteriores da a entender que este cambio de tendencia parece más notable en el caso de Francia y no tanto en el de España, por lo desde el OeMV indican que conviene esperar a ver cómo evolucionan las tendencias en los próximos meses.

Precisamente hace poco conocíamos que a raíz de estos aranceles organizaciones vitivinícolas de la UE y EE.UU. se alíaban para reclamar el fin de los mismos. Y otra información reciente proporcionada por la Federación Española del Vino (FEV) señalaba que casi el 90% de las bodegas españolas valoraban que los aranceles adicionales de EE.UU. les afectarían gravemente.

En noviembre de 2019, primer mes tras la entrada en vigor de la subida de aranceles contra el vino, Estados Unidos invirtió:

  • 8,2 millones de USD más en vino envasado de Italia (+6,7%).
  • 1,8 millones de USD más en vino envasado de Nueva Zelanda (+5,8%).
  • España (-11,7%) y Australia (-9,3%) perdieron en torno a 2,5 millones de USD.
  • 6,1 millones de USD menos en vino envasado de Argentina (-26,7%).
  • 34,7 millones de USD menos en vino envasado de Francia (-37,8%), cuyo precio medio se desplomó más del 30%.

A nivel global, Estados Unidos redujo en noviembre el valor de sus importaciones de vino envasado un 12,3% hasta los 317,7 millones de dólares.

Estados Unidos importó:

  • 812.000 litros más de vino envasado de Italia (+4,1%).
  • 344.000 litros más de vino envasado de Nueva Zelanda (+8,3%).
  • 314.000 litros menos de vino envasado de España (-9,2%)
  • 690.000 litros menos de vino envasado de Francia (-7,9%).
  • Australia (-13,6%) y Argentina (-23,2%) caen en algo más de 1 millón de litros.
  • A nivel global, Estados Unidos redujo en noviembre un 6,5% el volumen importado de vino envasado, hasta los 54,1 millones de litros.