La cadena de tiendas de ventas de vinos a granel y embotellados, Vino Vino prevé cerrar el año con 15 tiendas, así afronta el segundo semestre del año con grandes perspectivas de crecimiento.

Tecnovino tiendas Vino VinoVino Vino, la cadena de tiendas de ventas de vinos a granel y embotellados, tiene previsto ampliar su red con la apertura de 10 nuevos establecimientos antes de que finalice el año y así alcanzar un total de 15. Actualmente ya cuenta con cinco en marcha.
Tras el periodo de época estival, la enseña afirma que ha conseguido un crecimiento en su facturación del 35%. Con estos resultados, los responsables de Vino Vino se sienten optimistas y continúan con su estrategia, marcada por un plan de negocio enfocado a un crecimiento progresivo.
La enseña Vino Vino, fundada en 2014 es una empresa joven y atractiva, con una imagen actual y moderna diferenciada de los tradicionales despachos de vinos. Pretende implantarse a largo plazo en todo el territorio nacional y centra como localización óptima para este modelo de negocio zonas de gran consumo y alta densidad de población.
La cadena cuenta con una red de cinco establecimientos operativos, dos de ellos propios y tres en franquicia. Señalan que «emprender en este negocio aporta grandes ventajas al inversor al entrar en un sector altamente demandado en este país, alcanzando una buena rentabilidad y disminuyendo el riesgo». Desde la enseña aseguran la formación de los empresarios por parte de profesionales del sector en todos los ámbitos de actuación de su nuevo negocio. Este proceso de formación comienza en la central de la franquicia, sigue en un punto de venta ya montado y finaliza en la activación de la propia tienda franquiciada.
En cuanto a sus señas de identidad es «el servicio a granel uno de los valores que hacen diferente a la cadena de tiendas Vino Vino». Así este novedoso proyecto se presenta como la oportunidad de venta de vinos y licores en formatos de pequeño volumen (un litro, dos litros…) y los modernos envases en desarrollo en los principales países de Europa y Estados Unidos, como son los Bag in Box.
Actualmente, la inversión necesaria para poner en funcionamiento una franquicia de tiendas Vino Vino gira en torno a 20.000 euros para establecimientos con un mínimo de 35 metros cuadrados en poblaciones a partir de 35.000 habitantes.