El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, donde ya se han vendimiado 70 millones de kilos de uva, ha informado que la desigualdad en la evolución de la maduración de la uva exige criterios de vendimia muy selectivos, parcela por parcela.

Tecnovino DOCa Rioja vendimia 2013Esta es unas de las conclusiones más significativas del sexto control de maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador esta semana y que ha dado a conocer el 9 de octubre, en el que se ha constatado una desigual evolución de la maduración en el conjunto de la DOCa Rioja.
El análisis, realizado con las muestras tomadas el pasado día 7, señala que las últimas lluvias y las temperaturas altas nocturnas han favorecido el incremento de focos de botrytis. Ha indicado que el peso de la baya se estabiliza y ha detectado un aumento moderado del grado alcohólico e, incluso, un descenso en la variedad tempranillo, en las zonas más tempranas; así como un mayor incremento en las zonas más retrasadas.
El descenso de la acidez y desigual comportamiento de los parámetros de color es otro aspectos destacado por los Servicios Técnicos del Consejo, que además «considera que es importante el seguimiento del estado sanitario y de maduración por parcelas, dada la desigualdad, para optimizar la calidad de la vendimia».
A fecha del 8 de octubre, el volumen total vendimiado alcanzaba los 70 millones de kilos de uva en toda la Denominación, de los que 57 son de uva tinta y 13 de uva blanca. El pasado año se habían recolectado para esta fecha 260 millones de kilos de uva, más de dos terceras partes de la cosecha, indican desde el Consejo Regulador de D.O. Calificada Rioja. La recolecta se ha extendido de forma generaliza durante la última semana por la subzona Rioja Baja, mientras que en Rioja Alta y Alavesa se avanza con las variedades blancas y han comenzado a vendimiarse las variedades tintas.
El Servicio Habilitado de Veedores del Consejo Regulador recomienda a los viticultores prestar especial atención a partir de ahora a la evolución de las diferentes parcelas de viñedo en todas las áreas de la Denominación, debido a la desigualdad que presenta la maduración y estado sanitario de las mismas. También ha precisado que, ante el retraso acumulado en la maduración, «la climatología esta siendo decisiva para la calidad final del fruto cosechado».
El boletín editado semanalmente por el Consejo especifica la localidad y paraje en que ha tomado cada una de las muestras, lo que, sumado a los datos de variedad, altitud y año de plantación del viñedo «testigo», permite al viticultor establecer una comparación con sus propios viñedos en función de su ubicación y características. Así le permite elegir de forma adecuada la fecha de vendimia, algo que resulta fundamental para obtener la máxima calidad del fruto recogido.