IGP Ribeiras do Morrazo es un nuevo sello de calidad vitivinícola de Galicia. Engloba los municipios de Bueu, Cangas, Marín, Moaña, Poio, Pontevedra, Redondela e Vilaboa. El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó el 23 de septiembre la resolución favorable para la creación de esta Indicación Geográfica Protegida y a partir de ahora arrancan los trámites para su reconocimiento europeo.

Tecnovino Ribeiras do Morrazo IGPEl 23 de septiembre ha nacido la IGP Ribeiras do Morrazo, un sello de calidad para la producción vinícola en los términos municipales de Bueu, Cangas, Marín, Moaña, Poio, Pontevedra, Redondela e Vilaboa. En esta fecha se ha publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la decisión favorable a su constitución por parte de la Xunta de Galicia. A continuación, se remitirá al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) toda la documentación del expediente, para que este, a su vez, transmita la solicitud a la Comisión Europea, con el fin de conseguir el reconocimiento de la IGP a nivel comunitario.
Esta indicación geográfica se puso en marcha la petición de un grupo de viticultores y elaboradores de la zona del Morrazo y ayuntamientos próximos que querían distinguir sus vinos en el mercado con un indicativo de calidad, según informa la Conselleria del Medio Rural de Galicia.
En el pliego de condiciones se establece que esta IGP, se aplicará a los vinos blancos y tintos elaborados exclusivamente con uvas de determinadas variedades cultivadas en los ocho municipios de Pontevedra mencionados.
Estas variedades se refieren en el ámbito de las uvas blancas a Albariño, Caíño blanco, Godello, Loureira, Treixadura, Blanco legítimo y Torrontés. Para tintos da amparo a las variedades de uvas Brancellao, Caíño Tinto, Pedral, Espadeiro, Loureiro Tinto, Mencía y Sousón.
En este documento se destaca que los vinos obtenidos con estas uvas son «frescos y suaves en boca, limpios, brillantes con aromas francos en los que se aprecian as características propias de la materia prima de la que proceden. Sus graduaciones alcohólicas son moderadas, sus aromas principalmente florales y frutales y su porcentaje de acidez es bueno y equilibrado». Así lo indica el documento base para la promoción de estos vinos.