La Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) liderará el nuevo proyecto SISVITIMAD que durante dos años trabajará para impulsar el sistema de I+D+i del sector vitivinícola madrileño. Este proyecto tiene como objetivo posicionar a este sector como nuevo referente del vino que ponga en valor las características diferenciales de su clima, suelo y riqueza varietal, incorporando la I+D+i como herramienta clave para su desarrollo futuro.

Tecnovino proyecto SISVITIMAD
El pasado 25 de febrero se presentó la iniciativa a bodegas, cooperativas, centros de investigación y universidades madrileñas

El pasado mes de enero, la Consejería de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid resolvía favorablemente la solicitud de ayuda para la ejecución del proyecto SISVITIMAD. Una iniciativa liderada por la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), que pretende consolidarse como clúster vitivinícola madrileño para el impulso de la I+D+i del sector.

Para ello, la PTV articulará SISVITIMAD en torno, no solo a su propia experiencia en la dinamización de la Innovación vitivinícola nacional, sino a los principales agentes del sector del vino de la Comunidad de Madrid: bodegas, centros de investigación de referencia, empresas tecnológicas, etc., con el objetivo de contribuir al fortalecimiento y articulación del sistema de I+D+i del sector del vino madrileño.

El punto de partida de este proyecto, cuyo título completo es “Plan director para impulsar el sistema de innovación en el sector vitivinícola de la Comunidad de Madrid”, fue una reunión celebrada el pasado 25 de febrero en el Centro de Innovación Gastronómica de la Comunidad de Madrid (Platea).

Esta cita reunió a bodegas, cooperativas, centros de investigación y universidades madrileñas, no solo para dar a conocer esta iniciativa, sino también para comenzar la andadura de SISVITIMAD en la identificación de las necesidades científico-técnicas del sector y en el impulso de un futuro Plan de Innovación sectorial.

Un plan de trabajo de dos años

El presupuesto total de SISVITIMAD es de 314.801€. Para su ejecución, el proyecto cuenta con el apoyo de la Subdirección General de Innovación Tecnológica de la Consejería de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, por medio de su programa de ayudas para potenciar la innovación tecnológica e impulsar la transferencia de tecnología al sector productivo.

Ayuda que ha dotado al proyecto de 157.400,50€ y que está cofinanciada por el Programa Operativo: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER 2014-2020), de la Comunidad de Madrid. El plan de trabajo de este proyecto, comprendido durante el periodo 2020-2021, consta de algunas acciones de especial relevancia como son:

1. Impulsar la colaboración entre empresas y agentes de innovación (Catálogo de Oferta Tecnológica) para promover proyectos de I+D+i.

2. Canalizar oferta y demanda tecnológica del sector vitivinícola regional por medio de la Agenda de Investigación e Innovación del Sector Vitivinícola de Madrid (AGIVIMAD).

3. Impulsar la transferencia y difusión de los proyectos I+D+i dinamizados por el sector y sus resultados, elaborando el 1er Plan de Investigación e Innovación (P-INNOMAD) del sector en Madrid, con capacidad para dinamizar entre 2021 y 2022 más de 15 proyectos I+D+i colaborativos con un presupuesto superior a 1,2 millones de euros.

4. Fomentar la formación y capacitación técnica, empresarial y de gestión, del sector vitivinícola madrileño para garantizar su viabilidad y competitividad.

5. Potenciar la cooperación y la creación de redes que mejoren el posicionamiento del sector vitivinícola madrileño.

6. Apoyar el desarrollo tecnológico de las bodegas madrileñas, mejorando su conocimiento, valoración, visibilidad y posicionamiento competitivo, mediante el diseño y seguimiento de 25 indicadores clave para medir el nivel de impacto del proyecto SISVITIMAD en el sector.

En definitiva, la PTV pretende, con la puesta en marcha de este proyecto, ayudar al sector vitivinícola madrileño a posicionarse, a nivel nacional e internacional, como un nuevo referente del vino que ponga en valor las características diferenciales de su clima, suelo y riqueza varietal, incorporando la I+D+i como herramienta clave para su desarrollo futuro.

Además de fomentar la colaboración y transferencia tecnológica entre bodegas, empresas y grupos de investigación regionales y aprovechando la cercanía a un gran mercado como el madrileño, que apuesta por la sostenibilidad, la innovación y la mejora, a medio-largo plazo, de la rentabilidad y competitividad de los vinos madrileños.