El ránking de los productores mundiales de vino lo encabezan, por este orden: Italia, Francia y España, según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). Esta organización estima la producción mundial de vino en 2015 en 275,7 Mill. hL. «Con una ligera alza del 2% con respecto al año anterior, se ubica en una buena media», indica.

Tecnovino superficie de vinedo en Espana
La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) ha presentado su informe de la coyuntura vitivinícola mundial. Italia, con 48,9 Mill. hL, vuelve a ocupar el puesto de primer productor mundial, seguida de Francia (47,4 Mill. hL) y en tercer lugar se encuentra España, que vuelve a un nivel medio de producción (36,6 Mill. hL).
Durante la rueda de prensa que se ha llevado a cabo en la sede de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, el director general de la OIV, Jean-Marie Aurand, presentó los primeros elementos informativos sobre la producción vitícola mundial en 2015, como también los resultados del estudio sectorial sobre los vinos rosados realizado en colaboración con el Comité Interprofesional de los Vinos de Provenza (CIVP).
Estados Unidos registra por segundo año consecutivo un nivel de producción elevado, de 22,1 Mill. hL (+0,5 % con respecto a 2014). En América del Sur, la producción de Argentina (13,4 Mill. hL) disminuye, mientras que Chile (12,87 Mill. hL) logra un récord de producción, explica la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).
En cuanto a las producciones de Australia (12 Mill. hL) y Nueva Zelanda (2,4 Mill. hL) permanecen prácticamente estables desde hace tres años, si se excluye la producción excepcional de Nueva Zelanda de 2014.

Las cifras de producción en Europa

En los tres principales países productores europeos se han alcanzado producciones ligeramente superiores a la media (media quinquenal fuera de las producciones mínima y máxima del período).
Entre los otros países de la Unión Europea (UE), Portugal y Rumanía, con previsiones respectivas de 6,7 y 4,1 Mill. hL, se inscriben en esta tendencia (+8 % y +9 % con respecto a las producciones del año 2014). Bulgaria vuelve a un nivel de producción acorde a su potencial, tras una cosecha muy escasa en 2014.
Por el contrario, se registra una ligera disminución en la producción de Alemania (8,8 Mill. hL, una reducción del 4 % con respecto a 2014) y una baja aun más pronunciada en Grecia (2,7 Mill. hL, una reducción del 9 % con respecto a 2014).

La producción vitivinícola en el resto del mundo

Tecnovino calidad de la uva reconstruccion racimos 3 DEn los principales países productores fuera de la UE, la producción de 2015, como la de 2014, se encontraría en retroceso con respecto a la elevada producción de 2013, pero sería superior a la revelada entre 2010 y 2012.
Entre 2010 y 2012, se constató un nivel de producciones vinificadas bastante estable. Las producciones vinificadas de 2013 marcaron una ruptura y registraron una tendencia al alza con respecto a las de 2012.
Estados Unidos, con 22,1 Mill. hL vinificados (+0,5 % / 2014), registró por segundo año consecutivo, un nivel de producción elevado, pero que no logró alcanzar la producción récord de 2013.
En América del Sur, las evoluciones contrastantes de Argentina y Chile se compensan. Argentina, que mantuvo un nivel de producción vinificada en 2014 similar al alto nivel alcanzado en 2013 (en torno a los 15 Mill. hL), registra en 2015 una reducción considerable, con 13,4 Mill. hL vinificados (-12,1 % / 2014). Al mismo tiempo, la producción de 2015 en Chile constituye un nuevo récord con 12,9 Mill. hL, muy cercano al de 2013 (12,8 Mill. hL), en notable aumento con respecto a la producción vinificada de 2014 (10,5 Mill. hL), o sea, +22,6 %.
Sudáfrica, con una producción de 11,3 Mill. hL, mantiene su nivel de 2014.
En Oceanía, la producción de 2014 de Nueva Zelanda constituyó un récord cercano a los 3,2 Mill. hL. Si se excluye esta referencia atípica, las producciones de Australia y Nueva Zelanda, con previsiones para 2015 de respectivamente 12 Mill. hL y 2,4 Mill. hL, se mantienen prácticamente estables desde hace tres años en Australia y similar a la producción de 2013 en Nueva Zelanda.
Tecnovino productores mundiales de vino OIV 1

Las perspectivas de consumo mundial

En este período del año, no se dispone todavía de datos consolidados sobre el nivel de consumo de los diferentes mercados.
Se recurre, por lo tanto, a una proyección del nivel de consumo mundial desde comienzos del siglo con dos escenarios (ver gráfico). Los dos escenarios considerados aquí se basan, el primero, en la recuperación a largo plazo de la evolución positiva del consumo mundial desde principios de siglo, y el otro, en la evolución negativa de este mercado desde la crisis
económica de 2008.
Tecnovino productores mundiales de vino OIV 2
Estas evoluciones llevan a enmarcar el consumo mundial de vino de 2015 en una horquilla comprendida entre 235,7 y 248,8 Mill. hL. Asimismo, se constata el proseguimiento de la tendencia a la internacionalización de los mercados.
Si se tiene en cuenta una evaluación del nivel de consumo mundial de vino para 2015 comprendida entre 235,7 y 248,8 Mill. hL, se puede entonces encuadrar la amplitud de la diferencia “producción – consumo” (esta diferencia no es asimilable en su totalidad a un excedente, teniendo en cuenta las necesidades industriales).
Este año, de la misma manera que el anterior, el equilibrio del mercado se encuentra garantizado, dice la OIV. La producción de 2015 permitiría garantizar la cobertura de los requerimientos para consumo y usos industriales (brandy, vinagre y vermú).

La producción y el consumo de vinos rosados

Tecnovino CE dominios .wine y .vinEn 2014, la producción mundial de vinos rosados (excluyendo los espumosos) se estima en 24,3 millones de hectolitros, lo que representa el 9,6 % de la producción mundial de vinos tranquilos. La producción de vinos rosados se desarrolló estos últimos años gracias al impulso de un aumento del consumo.
Cuatro países representan el 75 % de la producción: Francia (7,6 Mill. hL en 2014), España (5,5 Mill. hL), Estados Unidos (3,5 Mill. hL) e Italia (2,5 Mill. hL).
El consumo mundial de vinos rosados alcanzó en 2014 los 22,7 Mill. hL, es decir, un aumento del 20 % desde 2002. Francia y Estados Unidos son los principales consumidores de vinos rosados, con 8,1 y 3,2 millones de hectolitros consumidos respectivamente en 2014. Solo unos pocos países experimentaron una reducción en su consumo de vinos rosados y son aquellos con una relevancia histórica en el consumo de vino y de vino rosado: Italia, España y Portugal. El consumo de rosado se globaliza y el número de nuevos países aumenta, especialmente de Europa del norte: Reino Unido (+250 % desde el 2002), Suecia (+750 %), pero también Canadá (+120 %) o Hong Kong (+250 %).
Francia registra la subida más fuerte en los últimos años: + 2,5 Mhl entre 2002 y 2014. Los vinos rosados pasan de un 17 % (en 2002) a un 30 % (en 2014) del consumo total de vinos tranquilos.
Desde 2002, las exportaciones mundiales de vinos rosados (9,8 millones de hectolitros en 2014) experimentaron un crecimiento sostenido, estimulado por una fuerte demanda procedente de los grandes países consumidores, en primer lugar, aquellas naciones no productoras, como Reino Unido, Países Bajos y Bélgica. Actualmente, más de una botella de vino rosado cada tres debe atravesar una frontera. El desarrollo del consumo se ve impulsado por las franjas etarias más jóvenes de la población.