Tecnovino-jornada-air-liquide-fenavinUna ponencia sobre las las aplicaciones de los gases en el sector vitivinícola por parte de la empresa Air Liquide tendrá lugar el 9 de mayo en el marco de la feria Fenavin, Feria Nacional del Vino. Se centrará en las ventajas del uso de los gases que se pueden emplear desde la misma viña, controlando cada etapa de la elaboración, la protección del vino de forma natural o la mejora de eficiencias, resultando un vino de mayor calidad.
La experta en Aplicaciones Agroalimentarias y Enología de Air Liquide, Dolores Fernández, mostrará los productos que la compañía ha desarrollado y que pueden ser utilizados durante todo el proceso de elaboración del vino mejorando sus cualidades organolépticas y su calidad final. El sector del vino en España, según explica Dolores Fernández, «muestra un crecimiento sostenible, para que esta evolución continúe es fundamental seguir trabajando en el desarrollo de productos innovadores que pueden encontrarse durante todas las fases de elaboración del vino. En este sentido, Air Liquide elabora y patenta estos equipos que ya utilizan las mejores denominaciones de origen con el objetivo de mejorar las cualidades de sus caldos». Sería el caso por ejemplo de bodegas de la Manchuela en Castilla La Mancha que utilizan estos sistemas.
Para el procedimiento de recogida y transporte es necesaria la refrigeración de la uva. Esta se puede llevar a cabo a través del servicio Enogelo (hielo seco); con el cual se protege e inertiza la uva evitando oxidación, y se controla la temperatura de la misma.
Por otro lado, tanto cuando la uva se encuentra en la cuba como con los trasiegos, es necesaria la inertización. La mezcla de gases Aligal 62 (mezcla de Argón y dióxido de carbono) permite reducir el tiempo de purga a la mitad y, por tanto, ahorrar un 50% del consumo de gas habitual. Air Liquide ha sido la primera empresa que ha patentado el uso de argón en aplicaciones alimentarias.
Respecto al enfriamiento criogénico de la pasta de uva, Air Liquide ha desarrollado y patentado el equipo Boreal. Este sistema hace que toda la uva se encuentre en el mismo momento de fermentación, reduce su estrés y protege la pasta de uva de las oxidaciones innecesarias.
Asimismo, para eliminar el oxígeno en la primera etapa de recepción de la uva y así evitar la oxidación del mosto o la pasta de uva, la compañía ha desarrollado el sistema ALRID que inyecta CO2 de forma que inertiza, no sólo el vino, sino cualquier tipo de líquido (zumo, leche, aceite…).