La bodega valenciana Vicente Gandía ha decidido apostar por las microelaboraciones y con ese objetivo ha hecho una inversión en depósitos de 16.000 litros. La idea es una realidad con el proyecto Peculiar Wines.

La bodega Vicente Gandía valora que se encuentra «en muy buen momento» y explica su apuesta por las microelaboraciones ya que en el último año dedicó parte de su tiempo a que sus enólogos «tomaran las riendas y elaboraran cada uno de ellos aquel vino que siempre habían deseado».
Tecnovino Vicente Gandia microelaboraciones depositos
Este proyecto lo bautizaron como Peculiar Wines: microelaboraciones de zonas y variedades peculiares, con diseños únicos, con un mensaje en cada botella y que cuentan una historia. Se trata de una iniciativa que sigue en marcha debido a que actualmente son seis enólogos en la bodega y sólo dos productos han salido al mercado. Estas microelaboraciones son elaboradas en su Finca Hoya de Cadenas y luego se conservan en Chiva.

Tecnovino Peculiar Wines Vicente Gandia
Ostras Pedrín y Uva Pirata han sido los dos primeros vinos de este nuevo proyecto enológico de Vicente Gandía.

En 2016 la firma presentó los dos primeros Peculiar Wines: Ostras Pedrín realizado por Luís García Severino y Uva Pirata desarrollado por Fernando Freire. Ambos con Denominación de Origen Valencia.
Peculiar Wines, ha sido de gran éxito en el mercado y por ello Vicente Gandía ha decidido invertir en depósitos más pequeños, concretamente de 16.000 litros. Estos depósitos se encuentran en Chiva, en su planta embotelladora, colocados en una nave aislada con una temperatura controlada y bajo una atmósfera inerte para conservar las características del producto a lo largo de su permanencia en el mismo.
Para la bodega más que una inversión ha sido una apuesta para continuar creciendo. Los enólogos de la empresa dicen que “con estos depósitos se consigue que el producto esté en su máxima expresión”.