La cata histórica vertical de 28 añadas de la gama Chivite Colección 125

Una gran cata histórica vertical organizada por el Grupo Chivite y presidida por Julián Chivite, ha abierto 28 añadas de los vinos de la gama Chivite Colección 125. Un total de 120 catadores han tenido el privilegio de asistir y catarlos.

Tecnovino Chivite Coleccion 125

El Grupo Chivite ha celebrado el tres de marzo una cata vertical que ha presidido Julián Chivite, en la que, por primera vez en la historia, se han descorchado 28 añadas de los vinos de la gama Chivite Colección 125.

Exclusivamente, 120 catadores han tenido el privilegio de probar estas joyas enológicas entre los que se encontraban destacados profesionales del mundo de la enología, como Álvaro Palacios o Peter Sisseck, de la sumillería como Mariano Rodríguez, sumiller de Arzak y premio al Mejor Sumiller por la Academia Internacional de Gastronomía, y de la crítica como José Peñín, Andrés Proensa, Luis Cepeda, Javier Rueda, Pilar Molestina, Carlos González, entre otros. Tampoco han querido perderse este acontecimiento representantes de otras grandes bodegas españolas como Guillermo de Aranzabal, presidente de Bodegas Rioja Alta; Alejandro Aznar, presidente de Marqués de Riscal o Enrique Valero, director general de Abadía de Retuerta.

Denis Dubourdieu, asesor enológico del Grupo, ha hablado de su particular visión de los vinos  y ha afirmado que «algunos de estos Chardonnays se pueden equiparar a alguno de los mejores blancos de Borgoña en términos de clase, elegancia y su asombrosa capacidad de envejecimiento».

Tecnovino Chivite Coleccion 125 2

El director enológico del Grupo Chivite, César Muñoz junto a Julián Chivite y Denis Dubourdieu, asesor enológico.

Por su parte, el director enológico del Grupo Chivite, César Muñoz ha presentado  el terroir de la Finca de Legardeta. En su discurso ha tratado de «tender un puente entre las causas y los efectos, entre el terroir y los vinos ». En esta línea, ha afirmado que «las coordenadas agroclimáticas propician que la variedad del Tempranillo alcance una madurez completa de forma lenta y suave, siendo esto fundamental para la consecución del equilibrio, la elegancia y la longevidad de la Colección125».

La sorpresa de la jornada fue el mensaje en vídeo que Josep Roca, sumiller del restaurante Can Roca, mejor restaurante del mundo, en el que ha hablado de su relación de los vinos de la gama Chivite Colección 125. Para Roca «hoy es un día importante para la familia Chivite y el mundo del vino en España, ante la oportunidad de catar 28 años históricos». También ha querido dedicarle unas palabras al Chardonnay de Chivite Colección 125: «ese Chardonnay maravilloso que modificó la forma de entender el vino, y que pasó a ser vino de terroir».

Las añadas catadas de los vinos Chivite Colección 125 Reserva han sido 1992, 1994, 1997, 2000, 2002, 2003, 2004, 2005, 2009, 2010, 2011. En el caso del Chivite Colección Blanco los seleccionados fueron 1994, 1996, 1997, 1998, 2000, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2012, 2013. Los asistentes también han podido catar las añadas de 1998, 2002 y 2010 del Chivite Colección Vendimia Tardía.

Tecnovino Chivite Coleccion 125 3

Alguno de estos vinos ha sido apadrinado por importantes personajes del sector vinícola.  Entre otros, la sumiller Mª José Huertas, quien, haciendo referencia al Chivite Chardonnay 2005, ha comentado que éste es «uno de los grandes vinos blancos que nos ayudan a tomar pescados y carnes blancas». También Peter Sisseck ha presentado un vino, en concreto el blanco de 2004, y ha explicado que «hay una tierra identitaria dentro de la cata pero también una versatilidad y variabilidad en cada vino». José Peñín ha sido el padrino del blanco de 1996. Peñín ha afirmado que ha sido «testigo de toda la trayectoria del Blanco Chardonnay  Chivite Colección 125” y que «ha sido siempre el buque insignia de los chardonnays españoles». Por último, presentando el Vendimia Tardía 2002 y para cerrar la cata, ha tomado la palabra el presidente de la Real Academia Española de Gastronomía. Rafael Ansón, ha comentado sobre el Vendimia Tardía de Chivite que «no necesita presentación. Es un vino excepcional que no tiene nada que envidiar a los de Alsacia o Borgoña». En concreto, sobre la añada del 2002, ha afirmado que se trata de «un vino completísimo. Va bien con todo».

En esta cata histórica se han utilizado más de 3.000 copas y  abierto 280 botellas. El evento ha contado con la colaboración de 12 alumnos del curso de Sumilleres de Madrid (Cámara de Comercio) que han realizado el servicio bajo la dirección del jefe de sala Manuel Isoler, y de la casa Riedel.

Grupo Chivite está integrado por tres empresas: Viña Salceda, en el Elciego, un referente en la Rioja Alavesa. Bodegas Gran Feudo y sus vinos de la marca Gran Feudo, y  J. Chivite Family Estates, que elabora los vinos de las gamas Chivite Colección 125 y Chivite Finca de Villatuerta. Se completa el portfolio con la distribución del champagne Taittinger.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Escribe un comentario

*