Clunia lanza su primer blanco con la poco conocida variedad Albillo

La variedad castellana de uva Albillo ha encontrado en el terruño de Finca Bocigas (Burgos) y su clima extremo un perfecto aliado. El resultado ha sido el sorprendente Clunia Albillo, el primer blanco de la bodega del que se ha lanzado una limitada producción de 4.000 botellas, solo apto para los paladares más exigentes.

Tecnovino CluniaClunia lanza un nuevo proyecto, Clunia Albillo, el primer blanco de esta bodega burgalesa cuyos viñedos singulares se ubican entre 900 y 1.100 metros de altura. La añada 2017 se trata de un vino que guarda la esencia de un terruño excepcional. La bodega ha lanzado una producción limitada de 4.000 botellas para esos exigentes paladares de los mejores vinos, que encontrarán en el Clunia Albillo una valiosa rareza más que sumar a sus bodegas.

La bodega ha elegido la tan castellana, como sorprendentemente poco conocida, variedad de uva Albillo, muy arraigada en la región, la Albillo ha encontrado en el terruño de Clunia a su perfecto aliado. Los resultados se vislumbraban tan positivos, que el equipo decidió ensalzar la capacidad de esta uva blanca de Clunia con un vino único.

Clima extremo, aliado de un carácter inigualable

Finca Bocigas es el nombre de la pequeña parcela responsable de este blanco excepcional. Allí, el tiempo parece detenerse, tal y como lo hizo en las ruinas de la milenaria ciudad romana cercana al viñedo. Cuando la vista sigue las ondas de las hileras de cepas sobre la colina de Finca Bocigas, se pierde entre pinos de verde intenso y el cielo azul de Clunia. Sin embargo, esta imagen es más habitual en días de verano. A casi 1.000 metros sobre el nivel del mar, uno estremece al imaginar que los vientos fríos del noroeste someten a las cepas a los rigores del invierno más implacable. Pero las raíces de la Albillo, que conocen bien estos lares, se hunden en los suelos calizos y arenosos para buscar nutrientes y agua y luchar contra los elementos.

La gran capacidad del viñedo y una variedad de uva bien adaptada en Finca Bocigas han dado un blanco sugerente de buena acidez, con aromas de albaricoque, pomelo, flores blancas y cierta mineralidad. Estos matices ganan en complejidad y elegancia tras criarse el vino durante cinco meses en madera de roble francés, en barricas grandes de 500 litros para no robar protagonismo al fruto y dejar hablar a viñedo y variedad. El terruño de Finca Bocigas confirma con este Albillo, una vez más, que el clima extremo de Clunia se convierte en aliado de una calidad y carácter inigualables.

PVP aproximado en tiendas especializadas: 15 euros.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad, Catas y maridajes

Escribe un comentario

*