Coravin,  el sistema que permite extraer el vino de la botella sin descorchar el tapón, ha obtenido el premio al diseño y a la innovación tecnológica en Madrid Fusión. Toda una innovación que permite degustar cualquier botella de vino durante años,  sin que se altere su sabor ni aroma.

Tecnovino-Coravin
Con Coravin, las bodegas pueden dar a catar ahora sus mejores vinos sin descorchar la botella

Coravin, que ya presentó Tecnovino hace más de un año, tiene un funcionamiento muy sencillo: el aparato inserta una aguja de acero inoxidable revestida de teflón y con un diámetro muy reducido a través del corcho, y, una vez dentro, inocula gas argón en su interior, presurizando el vino. Esto permite, por un lado, extraer el vino de la botella, y por el otro, prevenir su oxidación.
Coravin cuenta con el respaldo de destacados críticos como Robert Parker o Jancis Robinson, y ha generado una nueva manera de consumir el vino.
Como señala Lucas Payá, sumiller y embajador de la marca en España, “Este sistema permite pasar del consumo completo de una botella al consumo en pequeñas dosis”.
Para los amantes del vino, el método Coravin permite acceder a muchas botellas distintas sin necesidad de consumir de forma completa cada una de ellas. De este modo, se puede repetir la misma cata en momentos posteriores sin que el vino pierda un ápice de su sabor.
Para restaurantes y bares, Coravin permite ampliar la carta de vinos en la carta y mantener aquellas botellas que no han sido consumidas en su totalidad.
Finalmente, las bodegas y tiendas de vinos pueden beneficiarse de este aparato, ya que pueden ofrecer a sus potenciales clientes una copa de vino para que conozcan mejor el producto.
El sistema Coravin fue creado por el ingeniero del MIT estadounidense Greg Lambrecht, que unió su pasión por los vinos a su conocimiento de la tecnología de las agujas médicas. Esta experiencia se sumó al hecho de que su mujer se quedó embarazada, lo que le empujó a crear un sistema que le permitiera poder consumir vino en pequeñas cantidades sin que el remanente en la botella perdiera ninguna de sus propiedades a causa de la oxigenación.
Tras una década de investigación, en 2013 creó Coravin. Desde su lanzamiento, el producto está presente de forma directa en Estados Unidos, y más recientemente en Reino Unido, Italia, Francia, Alemania, y también España.