/p>>El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha puesto en marcha una página web desde donde se puede consultar la colección de variedades de vid que tiene catalogada y que está compuesta por más de 1.000 ejemplares de 55 variedades diferentes.

Tecnovino coleccion de variedades de vid CSIC web
La página web que ha realizado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) recoge su colección de variedades de vid que tiene más de 1.000 ejemplares de 55 variedades distintas. La web ha sido creada por investigadores del grupo de viticultura de la Misión Biológica de Galicia del CSIC, y se puede visitar desde el pasado 19 de diciembre. Para cada una de las variedades recogidas ofrece fotografías de las diferentes partes de la planta e información botánica y molecular.
El trabajo realizado y al que puede accederse a través de la página http://www.vitis.mbg.csic.es/vitis/es/variedades.php contiene más de 2.000 fotografías, que ilustran las descripciones botánicas de cada variedad. El objetivo que se persigue es la puesta a disposición del público general, la comunidad científica y el sector empresarial el conocimiento vitícola del CSIC.
“Esta colección de variedades de vid es fruto de un trabajo de más de 25 años de prospección, localización, recuperación, y conservación de variedades de vid en Galicia y Asturias. De las 89 plantas con diferentes nombres locales que teníamos cuando iniciamos los trabajos, más del 70% eran desconocidas. A lo largo de estos años hemos ido estudiando cada registro hasta poder identificar cada una de las variedades, cuyas propiedades y potencial agronómico son, en algunos casos, aún desconocidos y están siendo objeto de estudio. De ahí el gran valor de esta colección”, explica la investigadora del CSIC Carmen Martínez, de la Misión Biológica de Galicia.
 

Tecnovino coleccion de variedades de vid CSIC
De izda. a dcha. fotos de las variedades Ratiño, Tinta da Zorra y Blanca Extra.

 
Entre las variedades expuestas en la página web hay algunas como Ratiño y Carrasquín, que resultaron ser únicas y totalmente diferentes a cualquier otra conocida hasta el momento. Otras, como Tinta da Zorra, fueron identificadas como variedades foráneas, procedente de Francia en este caso, que en la región adquirieron nombres locales. Es similar el caso de la variedad Blanca Extra, procedente de Andalucía, donde es conocida como Palomino Fino.
“De las más de 3.000 variedades de vid existentes, y para elaborar vino se utiliza únicamente un número muy reducido de ellas. España posee la mayor riqueza varietal del mundo, con mención especial al Norte y Noroeste de la península. Las cepas madre de algunos de los registros incluidos en nuestra colección ya han desaparecido en su lugar de origen y se conservan únicamente los ejemplares existentes en nuestra colección o en aquellas a las que nosotros hemos enviado material vegetal. Son además, muchas de ellas, variedades ligadas a la tradición, a la cultura y al arte, con un valor que trasciende del botánico y enológico”, añade la investigadora.
Entre los objetivos de este portal se encuentran, según Martínez, promover el intercambio de conocimiento científico sobre las variedades de esta colección de variedades de vid entre la comunidad investigadora «tanto nacional como internacional». Por otro lado se busca transmitir esa información a las empresas para promover el desarrollo de vinos originales y exclusivos «mostrarlo al mundo de la vid y el vino para que bodegas, denominaciones de origen o personas que trabajan en este campo puedan comparar las variedades que ellos tienen o alguna variedad desconocida con el banco de imágenes y datos que tenemos en la web». Y por último se quiere dar a conocer al público general «la enorme riqueza varietal con que contamos y por supuesto el trabajo de investigación que se ha hecho en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)«.