La Extensión de Norma del vino, en vigor desde el pasado 1 de agosto, recoge líneas de trabajo como la promoción exterior y la lucha contra barreras al comercio. En este sentido desde la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) señalan que contempla actuaciones que pueden contribuir a paliar los efectos del incremento de aranceles en EEUU.

Tecnovino vino mercados americanos Estados Unidos

La Extensión de Norma del vino contiene mecanismos que protegen por ejemplo frente al incremento de aranceles. El anuncio de la administración Trump de incrementar en un 25% los aranceles a ciertos productos agroalimentarios, entre ellos el vino, de Francia, Reino Unido, Alemania y España ha desatado un sinfín de reacciones por parte de los sectores afectados. «Si finalmente se materializa, esta amenaza colocaría a nuestros vinos en una posición de clara desventaja en el mercado estadounidense», indican desde la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE).

Por ello, desde la OIVE se recuerda que con el acuerdo de Extensión de Norma, vigente para las campañas vitivinícolas de 2019/20 a 2023/24, el sector posee nuevas herramientas que pueden contribuir a paliar el impacto de estas medidas.

Las herramientas clave de la Extensión de Norma del vino

Por una parte, se cuenta con la nueva línea de promoción en el mercado exterior, que se está empezando a desarrollar, y que permitirá poner en marcha actuaciones para reforzar la imagen del vino español en mercados clave. Por otra parte, se contempla la línea de actividad para “acciones destinadas a facilitar el acceso a mercados exteriores y eliminación de barreras comerciales. Establecimiento de líneas de cooperación internacional* que puede también jugar un importante papel  en el apoyo al sector ante esta coyuntura.

“Con la Extensión de Norma vigente y la propia Organización Interprofesional del Vino de España, el sector posee herramientas para contribuir a atenuar los efectos de esta injusta guerra comercial que castiga a toda la cadena de valor vitivinícola española, en las que estamos trabajando”, asegura Ángel Villafranca, presidente de OIVE.

De todas formas, la lista definitiva de los productos afectados por esta decisión no se conocerá hasta hoy 14 de octubre.

Estados Unidos es el primer importador mundial de vino en términos de valor, con 6.143 millones de US$ (5.575 millones de euros) en el interanual a abril de 2019. Según el Observatorio Español del Mercado del Vino, España exportó vinos a Estados Unidos en 2018 por valor de 325 millones de euros y con un volumen de 90 millones de litros. España ocupa un tercer puesto como proveedor de la UE en valor y séptimo en volumen.

*Orden APA/806/2019, de 25 de julio, por la que se extiende el Acuerdo de la Organización Interprofesional del Vino de España, al conjunto del sector y se fija la aportación económica obligatoria, para realizar actividades de promoción e información del sector vitivinícola y sus productos, inteligencia económica, vertebración sectorial, investigación, desarrollo, innovación tecnológica y estudios, durante las campañas 2019/2020, 2020/2021, 2021/2022, 2022/2023 y 2023/2024.