«En 2021, se prevé un volumen de producción de vino extremadamente bajo, a un nivel similar a 2017». Esta es la previsión de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) que ha realizado una presentación de la mano de su director general, Pau Roca. Indican que se estima que la producción mundial de vino en 2021 (excluidos zumos y mostos) está en una horquilla de entre 247,1 y 253,5 millones de hectolitros.

En 2021, se prevé un volumen de producción de vino extremadamente bajo, a un nivel similar a 2017. Este sería el tercer año consecutivo en el cual el nivel de producción mundial está por debajo de la media. Son las cifras estiamdas por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Tecnovino produccion mundial de vino OIV

Producción mundial extremadamente baja en 2021

Sobre la base de la información recopilada de 28 países, que representa el 85 % de la producción mundial en 2020, se estima que la producción mundial de vino en 2021 (excluidos zumos y mostos) es de entre 247,1 y 253,5 millones de hectolitros, con un punto medio del intervalo de 250,3 millones de hectolitros.

La producción de vino en 2021 se puede considerar como sumamente baja, apenas ligeramente por encima de la producción históricamente baja de 2017. El volumen previsto para este año parece haber disminuido en un 4% respecto a 2020 (que ya se situaba por debajo de la media) y es un 7 % más bajo que su media de los últimos veinte años. Es el resultado de condiciones climáticas desfavorables que afectaron de manera considerable a los principales países productores de vino en Europa este año. El hemisferio sur y EE.UU. parecen ser excepciones en este panorama general negativo y tienden a equilibrar la disminución de volumen registrada en la UE.

Este es el tercer año consecutivo que la producción vinícola mundial se sitúa por debajo de la media. Sin embargo, desde la OIV hacen hincapi´e en que el impacto de esta reducción en el sector vinícola mundial todavía debe ser evaluado, debido al contexto actual donde la pandemia de covid-19 aún está generando un grado relativamente alto de volatilidad e incertidumbre.

Hemisferio norte

Unión Europea: Italia primer productor del mundo y España em segundo lugar por delante de Francia

En la Unión Europea (UE), las condiciones meteorológicas no favorecieron a los productores de uvas en 2021 y la producción vinícola se estima en 145 millones de hectolitros (excluidos zumos y mostos). Este volumen muestra una disminución anual de 21 millones de hectolitros (−13 %) en comparación con 2020 En general, las estimaciones preliminares para la producción de vino en 2021 en los países de la UE indican una situación bastante heterogénea, principalmente debido a diferentes condiciones meteorológicas a lo largo del año.

El año 2021 resultó ser desafortunado para la producción vinícola en los tres mayores países productores de la UE (Italia, España y Francia), que juntos representan el 45% de la producción mundial de vino y el 79% de la producción vinícola de la UE. Esta situación obedeció fundamentalmente a las heladas tardías de principios de abril.

Italia todavía en la primera posición con sus 44,5 millones de hectolitros, estima una caída del 9 % en su producción vinícola de 2021, en comparación con 2020, como también respecto a su media de los últimos cinco años.

España es el segundo productor de vino del mundo en 2021 y estima producir 35,0 millones de hectolitros. Se prevé, sin embargo, que este nivel sea un 14% más bajo respecto a 2020 y un 9% más bajo que su media de los últimos cinco años.

Francia recibió la peor parte de una añada desastrosa, con una fuerte helada en abril, seguida de lluvias de verano, tormentas de granizo y mildiu. En consecuencia, se prevé un nivel de producción de 34,2 millones de hectolitros, lo que representa una disminución del 27% en comparación con 2020.

Tecnovino viticultura ecológica OIV detalle

Otros países de la UE que tuvieron desempeños negativos con respecto a 2020 fueron Austria (2,3 millones de hectolitros,−4 %/2020) y Grecia (1,7 millones de hectolitros, −26 %/2020). Además, se estima que Croacia registrará aproximadamente 0,7 millones de hectolitros, con una disminución del 13% con respecto a 2020. Eslovenia (0,5 millones de hectolitros, −26%/2020) y Eslovaquia (0,3 millones de hectolitros,−2 %/2020) también parecen unirse al grupo de países que experimentaron una reducción en sus niveles de producción vinícola.

Por otro lado, muchos países dentro de la UE prevén un crecimiento positivo con respecto al último año. Por ejemplo, Alemania, el cuarto mayor productor de vino de Europa, presenta un volumen de producción estimado de 8,8 millones de hectolitros (+4 %/2020), pese al episodio de heladas tardías que afectó notablemente a algunos de sus países vecinos. Se prevé que Portugal, con 6,5 millones de hectolitros, registre un volumen de producción de vino ligeramente por encima de su nivel de 2020 (+1 %). Otro gran productor, Rumanía, cuyas cosechas han estado sujetas a una muy alta volatilidad en los últimos años, anticipa un aumento en la producción de vino en 2021, con 5,3 millones de hectolitros (+37 %/2020), un nivel un 29 % por encima de su media de los últimos cinco años. La producción de vino estimada de Hungría alcanza los 3,1 millones de hectolitros en 2021, un nivel un 6% superior al de 2020 y un 4 % más alto que su media de los últimos cinco años. Bulgaria presenta un nivel de producción de 0,9 millones de hectolitros, que es un 7% más alto comparado al año pasado, pero un 15% más bajo que su media de los últimos cinco años. Por último, República Checa prevé una producción vinícola de 0,6 millones de hectolitros, un nivel un 2% superior al de 2020 y en línea con su media.

Fuera de la UE

En EE. UU., la estimación preliminar para la producción de vino es de 24,1 millones de hectolitros. Esta cifra es un 6% más alta, comparada con el último año, que se caracterizó por una cosecha relativamente baja debido a los incendios forestales y a la contaminación por humo. Sin embargo, se prevé que la producción sea un 3% más baja que su media de los últimos cinco años, lo que se puede atribuir parcialmente a condiciones de sequía en verano en algunas regiones vitivinícolas.

En este momento del año, no hay datos disponibles sobre la cosecha en China. Sin embargo, es probable que la producción de vino continúe con la contracción que comenzó en 2016 por los motivos estructurales descritos en informes previos de la OIV sobre la coyuntura del sector vitivinícola (https://www.oiv.int/es/normas-y-documentos-tecnicos/analisis-estadisticos).

Tecnovino OIV variedades vid

En los países de Europa del Este, el escenario es, en general, bastante positivo. La producción vinícola de 2021 de Rusia, estimada en 4,5 millones de hectolitros, es ligeramente más alta que el año pasado (+2%/2020) pero un 2 % más baja que su media de los últimos cinco años. Se estima que la producción de vino de Georgia aumente en un 22% en comparación con la ya gran producción de 2020, con un nivel récord de 2,2 millones de hectolitros, debido a un alto rendimiento de la uva este año. En Moldavia, a pesar de las condiciones meteorológicas desfavorables, como las heladas tardías y las intensas lluvias, la producción de vino en 2021 se estima en 1,1 millones de hectolitros, lo que marca un aumento de aproximadamente el 20% en comparación con un volumen bajo en 2020 que se vio afectado por la sequía.

El volumen de la producción vinícola en Suiza sigue disminuyendo en 2021, debido a las malas condiciones meteorológicas, principalmente las heladas de abril, seguidas por granizo y el mildiu que azotó los cultivos a mediados del verano, lo que hizo que registrara 0,8 millones de hectolitros, el volumen más bajo en 20 años. Se prevé que el volumen de la producción de vino de Suiza sea un 10% más bajo con respecto a 2020 y un 22% inferior a la media observada en los últimos cinco años.

Hemisferio sur: aumento notable de la producción

En el hemisferio sur, donde la vendimia finalizó en el primer trimestre de 2021, las cifras preliminares de la producción de vino tienden a ser más precisas y confiables en este período del año. Después de una marcada disminución en la producción de vino el año pasado, causada por condiciones climáticas desfavorables, en 2021 se experimentó un notorio aumento entre los principales países productores. La producción de vino estimada para el hemisferio sur en 2021 marcó un récord de 59 millones de hectolitros, +19 % en comparación con 2020.

Tecnovino produccion de vino detalle de uvas

Los países sudamericanos registraron pronunciados aumentos en los niveles de producción con respecto a 2020. La ausencia de condiciones meteorológicas adversas este año, generalmente causadas por El Niño, parece haber contribuido a cosechas exitosas y altos niveles de producción de vino en 2021. Chile se confirma como el mayor productor de la región en 2021, con un pico de producción vinícola de 13,4 millones de hectolitros, el volumen más alto registrado en 20 años, con un incremento del 30 % en comparación con su nivel de 2020. En 2021, la producción vinícola de Argentina ha aumentado significativamente a 12,5 millones de hectolitros (+16 %/2020) después de una producción muy baja registrada el año pasado. Brasil registró un alto volumen de producción vinícola, con 3,6 millones de hectolitros en 2021. Este es el volumen de producción más alto desde 2008, registrando un aumento del 60% con respecto al año pasado y del 46 % en comparación con su media de los últimos cinco años.

En Sudáfrica, la producción de vino de 2021 se estima en 10,6 millones de hectolitros, lo que implica un aumento del 2% en comparación con 2020. Este es el tercer año de crecimiento consecutivo después de un prolongado periodo de sequía que comenzó en 2016.

En Oceanía, Australia registró su cosecha más alta desde 2006, disparando su nivel de producción vinícola en 2021 hasta alcanzar 14,2 millones de hectolitros (+30 % con respecto a 2020 y +14 % con respecto a su media de los últimos cinco años). Una combinación de temperaturas templadas, baja presión de enfermedades y condiciones de vendimia favorables han contribuido a esta gran cosecha en Australia, después de que las dos añadas anteriores hayan sido asoladas por sequías e incendios. Nueva Zelanda es la única excepción en el hemisferio sur. Tras un nivel de producción récord el año pasado, Nueva Zelanda produjo 2,7 millones de hectolitros en 2021, un volumen un 19 % más bajo que el año pasado y un 13 % inferior a la media de los últimos cinco años. Esta cosecha reducida ha sido ocasionada, principalmente, por heladas tardías en primavera.