La organización de Fenavin habla de más de 495.000 contactos comerciales durante esta edición celebrada del 7 al 9 de mayo de 2019 en Ciudad Real. Asimismo detallan que las estimaciones más conservadoras sitúan el movimiento económico en 47 millones de euros, aunque la realidad apunta que pueden alcanzar los 54.

Desde Fenavin señalan que «la satisfacción y entusiasmo que han reflejado los rostros de compradores, vendedores, bodegueros y cooperativistas desde la jornada inaugural hacían presagiar un éxito rotundo y unos datos de negocio excelentes». Y añaden que «así ha sido y será durante los próximos meses, porque la Feria Nacional del Vino, que se queda para siempre en Ciudad Real y en 2021 se celebrará en unas instalaciones que respondan a su prestigio y a su envergadura, cierra sus puertas con 495.180 contactos comerciales, un 20,47 por ciento más que en la anterior edición, y una estimación de movimiento económico que oscila entre los 47 y los 54 millones de euros«.
Tecnovino Fenavin 2019 ambiente
Son cifras que le ha facilitado a José Manuel Caballero, presidente de la Diputación y de la Feria Nacional del Vino, Manuel Juliá, quien ha afrontado su último balance desde la dirección del evento. Ha añadido, a este respecto, que los datos no son en absoluto exagerados. Si se tiene en cuenta que en un año la provincia vende vino al mundo por importe de 482 millones de euros, no es descabellado que en tres días casi 1.500 expositores, entre los que se encuentran grandes grupos bodegueros, hagan negocio por más de 50 millones de euros.
“Es el motivo de la feria, el negocio, el puro negocio, aquí se viene a vender y a comprar”, ha dicho para mostrarse a continuación orgulloso de que Ciudad Real sea el centro del negocio mundial del vino con Fenavin. Y también de que en la capital de la provincia se sienten las bases para cerrar contratos en lo sucesivo.
Caballero, que ha dedicado la feria a los hombres y mujeres que vienen el mundo rural que cuidan el campo, podan las viñas y recogen la uva, ha dado a conocer el pasado 9 de mayo cifras «espectaculares que avalan sin ambages que la décima edición ha sido la mejor de la historia», destacan desde la organización. Asistieron a Fenavin 2019 un total de 18.340 compradores, de los que 4.225 son internacionales procedentes de 104 países, entre ellos, Costa de Marfil, Guatemala, India, Kazajistán, Kirguistán, Madagascar, Montenegro, Sri Lanka, Togo y Uzbekistán.
Tecnovino Fenavin 2019 balance
Han mantenido una media de 27 reuniones de negocio durante los tres días feria con las 1.946 bodegas que han trabajado en nueve pabellones, un 8 por ciento más. Ha hecho referencia, además, a que en Fenavin se han expuesto vinos de 137 sellos de calidad diferenciada y a la presencia de todas las comunidades autónomas.
Por otro lado, en Fenavin 2019 han sido acreditadas 111.215 personas, de las que 31.100 son otros profesionales del mundo del vino, además de compradores, expositores y periodistas especializados. Se incluye, asimismo, 5.838 expositores, 48.898 visitantes y 1.963 representantes institucionales, así como 3.066 periodistas nacionales y 753 internacionales de medios como Gilbert & Gaillard, Il Corriere Vinicolo, Vinix, Vinotek, Taiwan Sommelier, la agencia rusa Pro Vina o el reconocido blog inglés Wine Behind The Label. Hay que añadir al personal del montaje (592 personas) a los 37 integrantes de la organización de Fenavin así como al personal auxiliar (361 personas) y a los 267 ponentes. Además, en la feria se han invertido 85.054 horas de trabajo.
Asimismo en la Galería del Vino se ha podido acceder a 1.942 referencias, entre las que se ha registrado un notable aumento de los vinos ecológicos, lo que permite testar, en opinión de Caballero, las tendencias del mercado y una preocupación cada vez más creciente que tiene que ver con la sostenibilidad.
Entre las curiosidades de Fenavin 2019 destacan el uso de casi 800 kilos de hielo en la Galería del Vino, donde 5.000 copas han estado en constante rotación, además de que este año han sido cinco los tráiler que han descargado todo el vino presente en la feria, frente a tres de la edición anterior.
Otra curiosidad es que el ingenio español se ha podido apreciar en los nombres de vinos, tal y como ha resaltado Caballero, tales como “Vivir sin dormir”, “El novio perfecto”, “¿Y tú de quién eres?”, “Con dos huevos”, “Marta Cibelina”, “Viuda negra nunca jamás”, “El marido de mi amiga”, “Tío del carro”, “Lunático”, “Quitapenas” y “50 veranos”, entre otros.
El presidente de la Diputación y de Fenavin ha dicho que la Feria Nacional del Vino es posible y es un éxito gracias a la organización, encabezada por Manuel Juliá, y a la dirección política de la feria, desempeñada por el vicepresidente Gonzalo Redondo, así como al apoyo de los patrocinadores y de instituciones como la Junta de Comunidades. “Es imprescindible que el Gobierno regional sea nuestro aliado”, ha dicho antes de mencionar el apoyo del Ministerio de Agricultura, a través del que Fenavin deber seguir consolidando su presencia en el mundo aprovechando la presencia del Gobierno de España en todos los países.
Del mismo modo agradeció a los medios de comunicación su interés por difundir la feria y ha garantizado que se comenzará a trabajar en la próxima edición de Fenavin confiando en que en 2021 se celebrará en unas nuevas y remozadas instalaciones.
Tecnovino Fenavin 2019 galeria del vino

Selección de las mejores opiniones y momentos sobre vino que deja Fenavin 2019

La cultura y el patrimonio del vino

José Manuel Caballero: “Es urgente impulsar una nueva cultura en torno al consumo de vino en España y en Castilla-La Mancha, especialmente entre los jóvenes adultos y las mujeres. Tenemos que apostar por nuevos formatos y nuevos productos, por una promoción integral, recordando que el vino marida a la perfección con el ocio, la creatividad, el turismo, el bienestar, y sobre todo con la amistad”.

José Manuel Caballero: “Es urgente impulsar una nueva cultura en torno al consumo de vino en España y en Castilla-La Mancha, especialmente entre los jóvenes adultos y las mujeres”.

Pepe Raventós, impulsor de la DO Conca del Riu Anoia: “Hemos venido a compartir nuestra experiencia en la búsqueda de la autenticidad, del éxito que esto ha tenido a nivel internacional y los errores que se siguen cometiendo en España, de por qué seguimos siendo un país joven e inmaduro que vendemos un montón de vino demasiado barato, aunque sea de buena calidad”. Y proseguía así: “El mundo del vino es un mundo de autenticidad, de transparencia, honestidad, de resultados a muy largo plazo, de disfrutar, y que debe luchar por un patrimonio vinícola que lo necesita más que nunca”. Para terminar su intervención en el encuentro “Regreso al futuro”, impulsado por la empresa Europa Cañí, dedicada a la representación y distribución de bodegas así: “Menos marketing, menos arquitectura, menos etiquetaje y menos confusión. Más trabajo de viña, de bodega y, sobre todo, más confianza de lo que estamos haciendo. Y, sobre todo, recuperar variedades de nuestro país, así como formas de trabajo lo más naturales posibles, sin mirar lo que hacen otros países”.

España, un país líder en materia vitivinícola

Rafael Del Rey, director general del Observatorio Español del Mercado del Vino: “España es líder en el mundo del vino, al ser los mayores exportadores mundiales desde hace tiempo, por eso nuestro objetivo es generar más valor, más marcas, más vino embotellado y botellas premium y, sobre todo, mejor comercializados, que es el reto de todos las bodegas, grandes o pequeñas, cooperativas, y Fenavin contribuye al reto de la comercialización”.
“Lo ocurrido en las campañas de los años 2017 y 2018 ha sido muy parecido a lo que pasó en los años 2012-13, de enormes fluctuaciones en la producción de vino y eso es un problema. Hace siete años tuvimos cosechas cortas, y nos quedamos sin vino. Fue muy complicado vender. Y estos dos años últimos hemos vuelto a tener grandes producciones de vino que afectan a los precios y a la imagen de los vinos españoles. Estas fluctuaciones deben evitarse, hemos de aprender esta lección”, remarcó Rafael del Rey.
Para evitar estas fluctuaciones siguió explicando: “se trabaja en cooperativas y bodegas de Castilla-La Mancha, ligando más la producción a la capacidad de comercialización, se habla de rendimiento, de destilaciones, de calidad, valorando cada tipo de uva, creo que la clave está en eso y en una mayor capacidad de comercialización, entendiendo los mercados internacionales, solo así ordenaremos el sector y trasladaremos a los agricultores esta información sobre qué tipos de uva y en qué cantidades las necesitamos”.

El enoturismo

Rosa Melchor, presidenta de ACEVIN y Rutas del Vino de España, y alcaldesa de Alcázar de San Juan: “El enoturismo no es una moda pasajera, vino para quedarse y tiene muchas posibilidades”. Explicó que, al no haber rivalidad entre las diferentes rutas, estas se complementan, trabajan en red y permiten generar empleo, contribuyendo a un mayor impacto económico.
Manuel Romero, socio director de Dinamiza: Consultoría turísticas, especializada en enoturismo y turismo gastronómico; y Fernando Redondo, director de Ac+Consultores de Tomelloso, destacaron las claves del enoturismo a nivel nacional e internacional para convertirlo en un producto único y singular, y hacerlo rentable incluso para las bodegas de menor tamaño.
El presidente CEO de la Asociación Española de Enoturismo (AEE), José Antonio Vidal, participó con una exposición llamada “Cómo España liderará el enoturismo mundial”, impulsada por CaixaBank y dedicada, como su propio nombre indicia, enteramente al posicionamiento del enoturismo español como líder mundial. Para ello, desde la AEE apuestan por la creación de una marca paraguas, así como una batería de medidas y herramientas orientadas a la confección de un producto de venta propio, bajo la marca Vintur Club Spain.
Tecnovino Fenavin 2019 foto

Los vinos ecológicos en ascenso

Esther Pinuaga, presidenta de Spanish Organic Wine (SOW): “este crecimiento es un reflejo de la realidad del sector, pues si en 2009 había 53.000 hectáreas de viñedo ecológico, en 2017, fecha de los últimos datos, ya eran 106.000 hectáreas, lo que supone el doble, del mismo modo que el número de bodegas también se ha duplicado en este tiempo”. En cuanto a la demanda del consumidor “también está creciendo porque, al final, un vino ecológico ofrece muchas más garantías de calidad que los demás: pasa numerosísimos controles para obtener esta certificación europea”. Para la presidenta de SOW “es importante seguir avanzando en la divulgación de las cualidades específicas de un vino ecológico, diferenciándolo de otros que utilizan etiquetas que no tienen garantías detrás, como es el caso de los que usan palabras como “natural” o “biodinámico”.

Las mujeres y el vino

Eva Mª Rodrigo, directora de la agencia Vayro Marketing Gastronómico: “Hay que reivindicar que la sociedad está cambiando y que la mujer está ejerciendo un papel muy importante a nivel gastronómico y enológico”. Insistía en desmitificar creencias como la de que existen “vinos para hombres o vinos para mujeres”, ya que “todos tenemos la misma capacidad de catar”.
La sumiller del Casino de Madrid by Paco Roncero, con 2 estrellas, Mª José Huertas celebraba que la presencia femenina en el mundo de la sumillería esté cogiendo “cada vez más peso”. “Cuando yo estudiaba éramos 4 mujeres en una clase de 40 hombres, mientras ahora representan la mitad del alumnado”, recordaba.
Manuela Romeralo, directora de los cuatro restaurantes de Quique Dacosta en Valencia, con 3 estrellas Michelín y 3 Soles Repsol; señalaba: “Ojalá algún día no tengamos que hablar de mujeres o hombres, sino de talento”.

La arquitectura y las bodegas

Diego Peris, arquitecto y escritor ha explicado el cambio “radical” que se ha producido en el sector vitivinícola Castilla-La Mancha desde mediados del siglo XX, un proceso que ha ido acompañado de la creación de bodegas de calidad en cuanto a la arquitectura, “entendiendo que la arquitectura es una parte muy importante de la bodega, pues es el contenedor que permite el funcionamiento de la actividad, además de la imagen que de cara al exterior se ofrece de lo que allí se está haciendo”. El escritor ciudadrealeño ha escogido cuatro bodegas de la región como modelo de arquitectura singular, “ejemplos de cómo con una arquitectura contemporánea se pueden hacer las cosas muy bien y de cómo la imagen también suma a la calidad de los vinos”: Casalobos, Pago del Vicario, Bodegas Real y Finca La Antigua. “Estas bodegas están en medio del campo y aprovechan el valor esencial del viñedo, referente del paisaje de Castilla- La Mancha. Hemos introducido a las bodegas en el paisaje de una forma adecuada, correcta, con materiales que pueden ser modernos pero que se integran perfectamente y establecen un diálogo con el medio natural”.

Diego Peris: “la arquitectura es una parte muy importante de la bodega, pues es el contenedor que permite el funcionamiento de la actividad, además de la imagen que de cara al exterior se ofrece de lo que allí se está haciendo”.

Teodoro Sánchez-Mingallón, doctor arquitecto y presidente del Colegio de Arquitectos de Ciudad Real, ha dado unas pinceladas del panorama de la arquitectura contemporánea de las bodegas en España y ha puesto de manifiesto cómo los bodegueros han apostado por los arquitectos como diseñadores de la imagen de los templos para sus vinos. Ha recordado, además, que esto no es nuevo, pues ya los grandes bodegueros de los siglos XIX y XX pusieron el diseño de sus bodegas en manos de arquitectos. “Hoy queremos poner en valor que apostar por invertir en arquitectura, en el espacio, en luz, en edificios de impacto visual, es un valor añadido al vino, es inseparable. El vino y la arquitectura deben ir siempre de la mano porque son dos productos similares, basados en el espíritu, en la sensibilidad”.

El vino Bebida Nacional de España

La Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino y la Asociación Parlamentaria por la Cultura de la Viña y el Vino pusieron sobre la mesa la necesidad de que el vino sea declarado Bebida Nacional de España durante Fenavin en Ciudad Real, y defendieron el impulso que supondría para la promoción y consolidación del vino español en los mercados internacionales

El Brexit

Abel Duarte Alonso, investigador de la School of Managemente de la Curtin University de Perth (Australia) explicó lo siguiente durante su ponencia en Fenavin 2019: “Los efectos del Brexit han empezado a notarse y ya se han reducido las ventas por la bajada de la libra. La solución es hacer ver al consumidor y el importador británico el valor del vino español, que conozca el terreno y lo que significa el vino en el terreno. Los vinos españoles tienen que posicionarse por precio en este mercado, pues es el país que más exporta y, sin embargo, es el quinto en rentabilidad”.
El Reino Unido es el segundo mercado en importancia para el mercado vitivinícola español con cifras que alcanzan los 314 millones de euros, por delante de otros como Estados Unidos. En palabras de Duarte Alonso: “Siendo un mercado que se enfoca mucho en vinos de bajo precio, los recursos y objetivos diferentes que existen entre las miles de bodegas en España pueden ser clave a la hora de decidir. El gran objetivo debería ser posicionarse en mercados de media-alta gama. Lamentablemente, muchos de los importadores del Reino Unido van a continuar buscando precios bajos, de ahí que haya que poner en valor el vino en el terreno”.

A la conquista de los millennials

Alicia Van Assche, directora y creativa de Mil Ojos Producen: En nuestro país el sector vitivinícolaaún no ha sabido adaptarse a los millennials, ya que muchos jóvenes encuentran el mundo del vino como un sector elitista, técnico, poco moderno y cerrado”. Esta es una de las razones por las que considera necesario que tanto las bodegas como los elaboradores deben intentar conocer a los millennials para poder así “acercarles el mercado del vino, quitándoles el miedo a consumir y haciéndolo de una manera divertida, que les ayude a familiarizarse con este mundo”.

Alicia Van Assche: “lo primero que tendrían que hacer las bodegas es conocer el perfil de los millennials e intentar adaptar su comunicación hacia este sector”.

A su juicio, “lo primero que tendrían que hacer las bodegas es conocer el perfil de los millennials e intentar adaptar su comunicación hacia este sector”, en definitiva, “abrirse a este público”. Y es que, según ha explicado, los millennials no son precisamente “unos clientes fieles a una marca, sino que están dispuestos a innovar”. Por este motivo considera que las bodegas que quieran hablar el lenguaje de los millennials, deben buscar dónde se encuentran y saber que este sector se comunica a través de canales como Instagram, Youtube, Whatsapp, etc.

El Big Data y la Inteligencia Artificial

El director de Hispatec Analytics, Gonzalo Martín, que es profesor de Inteligencia Artificial y Big Data en Agricultura del IE Business School y cofundador y CEO de Cubenube (empresa especializada en sistemas cloud y Big Data) remarcó como “el Big Data y la Inteligencia Artificial son los recursos que permitirán a las empresas, agricultores y cooperativas tomar y ejecutar decisiones más rentables, identificando mejor las tendencias y demandas de la cadena de valor, y fortaleciendo el conocimiento y las relaciones de la cadena de valor en base a datos e inteligencia”.
Manuel Roque, director de la Oficina de Transformación de Castilla-La Mancha impulsada por Red.es a través del Colegio de Ingenieros Industriales: “Hay que tener en cuenta que el campo tiene sus inercias pero hoy en día, a la velocidad que se mueve todo, no nos podemos permitir el lujo de esperar, y si no eres capaz de ponerte al día y asumir estos retos con velocidad vas a tener a medio y corto plazo problemas de supervivencia”.

Las etiquetas de los vinos premium

El Business Development Manager de la firma Arconvert, una de las principales productoras mundiales de materiales autoadhesivos para la industria del etiquetado, Christian Gali, indicó que “la competencia del mercado del vino es feroz y las marcas necesitan soluciones y opciones para poder diferenciarse dentro del estrecho, rápido y creciente mercado”. Desde su empresa proponen dar un paso más allá dentro de la propia “premiumización”, y elegir el packaging y la etiqueta como un método para diferenciarse: “Gastar en una etiqueta de calidad no supone un gasto, sino una inversión”. Gali explicó que el papel forma parte del diseño de la propia etiqueta y, por tanto, de la imagen de marca. En este sentido recalcó que, si el consumidor percibe una etiqueta como «económica», puede tener también una percepción negativa del producto porque el cerebro crea una asociación inmediata entre el envase y el contenido.