Seis bodegas, dos empresas auxiliares y diez centros de investigación llevan trabajando dos años y medio en este proyecto de I+D cuyo objetivo es incrementar la competitividad, rentabilidad y sostenibilidad de los vinos españoles.

Vinysost
El proyecto Vinysost tiene como objetivo principal mejorar la calidad y competitividad de los vinos españoles, mediante la gestión sostenible de la producción en grandes viñedos

Hoy en día el precio medio de los vinos comercializados por España en el exterior se sitúa en torno a los 1,10 euros/litro, una tercera parte del valor del vino francés o la mitad del valor obtenido por la competencia italiana. Para dar la vuelta a esta tendencia, algunas de las bodegas más significativas de nuestro país –Grupo Codorníu Raventós, La Rioja Alta, Bodegas Torres, Bodegas Barbadillo, Martín Códax y Bodegas Roda–, junto a dos empresas líderes de la industria auxiliar –Francisco Oller y Lallemand Bio– y diez centros de investigación punteros del panorama científico español pusieron en marcha en 2014 el proyecto de I+D Vinysost, con la intención de mejorar la calidad de los vinos españoles en un mercado cada vez más competitivo y globalizado.
“Atrás quedaron los años en los que las bodegas hacían la guerra cada una por su cuenta. Los retos a los que se enfrenta el sector del vino en la actualidad requieren trabajo en equipo y buscar soluciones conjuntas que nos permitan desarrollar tecnologías que mejoren la valoración de nuestros vinos en el mercado exterior”, aseguran los responsables de Vinysost.
Para ello, este proyecto de I+D, que cuenta con un presupuesto de 7,5 millones de euros y está cofinanciado por la Unión Europea y el CDTI con fondos FEDER, se está centrando en estas tres grandes líneas de trabajo e investigación:
〉 Vitisost: estrategias para la producción sostenible en grandes superficies.
Esta línea de estudio engloba los trabajos sobre el terreno que se están llevando a cabo en parcelas experimentales para reducir los efectos negativos de las enfermedades y plagas en los viñedos, analizar la calidad de la uva y controlar el crecimiento de la planta.
〉 Eno+: estrategias para la mejora de la evolución y estabilidad del vino.
Esta segunda línea de trabajo se orienta al desarrollo de estrategias para el control de la estabilidad aromática y sensorial de los vinos en bodega, gracias a un mayor conocimiento del papel del oxígeno en todo el proceso vitivinícola.
Vinysost〉 Winesost: gestión global de la sostenibilidad vitivinícola.
El tercer ámbito de actuación se orienta a mejorar la sostenibilidad integral del proceso vitivinícola, desde la cepa hasta la botella, de tal manera que la obtención de producciones de calidad sea compatible con el respeto al medio ambiente.
La finalización de este proyecto está prevista para el 31 de julio de 2018 y sus conclusiones en estos tres ámbitos de investigación, así como en otras materias, se harán públicas a fin de que otras bodegas de nuestro país puedan mejorar la competitividad, rentabilidad y sostenibilidad de sus vinos.