Nacen los vinos Rebels de Batea, un homenaje a Terra Alta

Rebels de Batea son dos vinos, uno blanco y otro tinto, que forman parte del proyecto 7 Magnífics. Ambos son un homenaje a la tierra, a la garnacha y a la gente de Terra Alta.

Tecnovino Rebels de Batea 7 MagnificsRebels de Batea blanco 2013 y Rebels de Batea tinto 2013 son los vinos inaugurales de 7 Magnífics, un nuevo proyecto vitivinícola que busca la autenticidad de las denominaciones de origen de Cataluña. Tras décadas de lucha contra la dureza de las condiciones que imponen el terreno y el clima de Terra Alta, aparecen con orgullo Rebels de Batea , dos vinos 100% garnacha fruto del esfuerzo, la tenacidad y la perseverancia de los viticultores de la región. Ellos  creyeron  hace  años  en  el  potencial  de  la  zona  y  han trabajado con tesón hasta conseguir transformarla en un icono de la viticultura catalana.

«Auténticos, indómitos y valerosos, orgullosos de su origen y abiertos   al   mundo», Rebels de Batea blanco y tinto están elaborados «en gran parte con uvas procedentes de viñas viejas, vendimiadas a mano, que encarnan con nobleza la identidad de Terra Alta y el alma de aquellos viticultores que con su trabajo han contribuido a que estos vinos sean únicos y representen con orgullo la comarca», indican fuentes de 7 Magnífics.

En busca de la autenticidad del territorio

Como miembros inaugurales de 7 Magnífics, un nuevo proyecto vitivinícola que nace de la experiencia e ilusión del equipo de viticultura y enología de Bodegas Torres, Rebels de Batea son un emblema de los atributos de todos los vinos que formarán parte de la colección: ofrecen una aproximación directa a un paisaje, a un clima y a un terruño determinado –Terra Alta–, a la variedad de uva que mejor se ha adaptado al entorno –la garnacha– y a la experiencia que han recogido los viticultores de la región tras el paso de muchas generaciones.

Así, con el foco puesto en el carácter y el factor humano de cada territorio, 7 Magnífics realiza un recorrido  en busca de la autenticidad de las denominaciones de origen  de Cataluña, iniciando  el camino en la Terra Alta para proseguir con otras históricas comarcas vinícolas catalanas.

Aunque cada vino atesora rasgos propios, todos los que se incorporen paulatinamente a la serie 7 Magnífics comparten una misma filosofía: son fruto de la ilusión y esfuerzo de la gente de un territorio. A fin cuentas, son ellos los verdaderos magníficos de la historia vinícola catalana.

Rebels de Batea tinto 2013

Rebels de Batea tinto 2013 es de un intenso color picota, con aromas francos de fresas y cerezas negras y un paladar suave, sedoso y afrutado, con taninos redondos y buena persistencia. Fresco, puro, fragante y auténtico, es un vino equilibrado, con ricos matices de ciruela madura, ligeras notas de hierbas silvestres y una nítida impronta mineral propia de los terrenos calcáreos donde crecen las viñas de garnacha, íntimamente relacionadas con la historia y el ideario vinícola catalán.

PVP. 9,45 euros.

Rebels de Batea blanco 2013

Rebels de Batea blanco 2013 es un vino sin artificios ni falsas pretensiones: su riqueza reside, justamente, en su capacidad para exhibir con la mayor nitidez el carácter que ofrecen las viejas cepas de garnacha blanca en el singular terruño de Terra Alta. Fiel al carácter que distingue a la variedad, Rebels de Batea blanco es equilibrado, agradable y seductor, con fragantes aromas de melocotón, pera, manzana y notas de flores blancas y nuez moscada que le aportan finura y elegancia.

PVP. 8,30 euros.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad, Catas y maridajes

Escribe un comentario

*