By 5 agosto, 2013 0 Comments Leer más →

Otazu Chardonnay y Otazu Rosado visten nuevas etiquetas diseñadas por una firma de joyas

Bodegas Señorío de Otazu refresca la imagen de dos de sus vinos con etiquetas diseñadas por la prestigiosa firma holandesa de joyas de diseño “Rodrigo Otazu”. La colaboración entre ambas marcas se llevó a cabo a principio de año con el lanzamiento de Altar Reserva 2005. Tras el éxito de dicha unión en el mercado holandés, dos nuevos vinos se añaden a la gama “Limited Edition by Otazu Jewelry”: Otazu Chardonnay y Otazu Rosado Merlot.

Tecnovino-Otazu-Chardonnay-RosadoOtazu Chardonnay y Otazu Rosado Merlot tienen nuevas etiquetas con un diseño que presenta una imagen atrevida y fresca pero muy elegante, los mismos atributos que caracterizan a estos dos vinos. Las ha realizado la reconocida firma holandesa de joyas de diseño “Rodrigo Otazu”, tras la colaboración que iniciaron a principios de 2013 con Altar Reserva 2005. Así estos vinos pasan a formar parte de la gama “Limited Edition by Otazu Jewelry”.

Otazu Chardonnay, elaborado 100% con la variedad Chardonnay, ha sido recientemente galardonado con una Medalla de Oro en el Concurso Internacional “Selections Mondiales de Vins” de Canadá. En boca se presenta fresco y amable, muy sabroso y con recuerdos de cítricos en el postgusto.

En cuanto a Otazu Rosado, elaborado 100% con Merlot, es un rosado que destaca por su explosión de frutas rojas en nariz, así como su estructura y carnosidad en boca. Un vino con tacto sedoso y final fresco y aromático. La añada 2012, ha sido premiada con una Medalla de Plata en el Concurso “Le Mondial Rosé”.

Bodegas Señorío de Otazu, amplia con estos vinos la gama “Limited Edition by Otazu Jewelry” con la intención llegar a aquellos paladares no solo exigentes en calidad, sino también en imagen.

El origen de Bodegas Señorío de Otazu se remonta a 1860, cuando se construye en Navarra la primera bodega de estilo francés, fuera del casco urbano y en una sola finca. Ubicada en Echauri, a 8 km de Pamplona, es una de las pocas bodegas españolas que ha obtenido la máxima certificación en sus viñedos: Denominación de Pago, una categoría superior incluso a la Denominación de Origen Calificada. Sus 110 hectáreas de viñedo propio garantizan la selección y personalidad de cada uno de sus vinos.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Escribe un comentario

*