Tecnovino-oenofoss
Los productores de vino pueden obtener la información que necesitan en el proceso de elaboración con OenoFoss, una solución que ofrece análisis instantáneos para la toma de decisiones informadas sobre cuándo vendimiar, cómo controlar la fermentación y cuándo embotellar.
En apenas dos minutos se miden múltiples componentes del mosto de uva, el mosto en fermentación y el vino terminado. Con este equipo es posible hacer lo siguiente:
– Comprobar el mosto de uva para escoger de forma correcta la estrategia y el momento de la vendimia.
Separar las uvas en función de su calidad y los parámetros de madurez;
– Planificar y supervisar la fermentación.
– Comprobar la calidad de cada barrica.
– Controlar la mezcla y las mediciones previas al embotellado.
En la fase de madurez y separación de la uva, Oenofoss apenas necesita unas gotas de mosto para analizar las muestras de uva. Entre los parámetros incluye indicadores de madurez, ácidos orgánicos y azúcares. Así es posible hacer un seguimiento directo de la madurez de la uva en las tierras y planificar la cosecha incluso por bloques individuales. Hasta será posible clasificar las uvas con gran precisión para obtener el máximo valor.
En cuanto al control de la vinificación realiza un análisis en tiempo real del proceso. A la hora de valorar las condiciones óptimas de crecimiento de las levaduras y el riesgo de las paradas de fermentación, con Oenofoss se pueden ir detectando las tendencias mediante un programa estricto de mediciones. Así se podrán evitar los problemas antes de que surjan.
En la fase  de las barricas, mezclas y botellas, por un lado se verifican las barricas individualmente para detectar las posibles infecciones y supervisar la evolución del vino en el tiempo, antes de mezclarlo y embotellarlo. El programa de control regular de las barricas presenta la ventaja que necesita un volumen de muestras reducido. Ya en el apartado de mezcla y embotellado, las mediciones in situ resultan particularmente prácticas, porque ofrecen resultados inmediatos sin coste adicional.
OenoFoss lo forman dos unidades modulares sobre dos plataformas idénticas, una de análisis del vino con tecnología de infrarrojos por transformada de Fourier (FTIR) y una de color VIS opcional.
El analizador Oenofoss emplea la conocida y eficaz tecnología de análisis de infrarrojo por transformada de Fourier (FTIR) que se emplea en el analizador de vino WineScan. A diferencia de otras unidades FTIR, Oenofoss tiene un sistema de cubeta abierta que permite utilizar muestras muy pequeñas. Este detalle es una gran ventaja si se elaboran vinos exclusivos. Además el diseño de cubeta abierta también facilita considerablemente el uso, ya solo se necesita saber usar una pipeta para colocar la muestra en la cubeta y pulsar el botón de inicio. El equipo se encarga del resto y tiene los resultados en tan solo dos minutos, que se guardan automáticamente en un PC y en las vistas de los históricos se muestra una evolución en el tiempo. También tiene la opción de personalizar la configuración del software para reflejar sus operaciones en lo que se refiere a los tipos de vino, identificación de muestras, etc.
La empresa Foss, fabricante de Oenofoss, ofrece soluciones analíticas para el control de la calidad y los procesos de productos químicos, farmacéuticos, alimenticios y agrícolas.