Dos jornadas de competición donde han participado 71 sumilleres de toda España han sido necesarias para proclamar Nariz de Oro 2013 a Joffre Tarrida, sumiller de Cal Pere Tarrida en El Prat de Llobregat (Barcelona).

Joffre Tarrida, sumiller de Cal Pere Tarrida en El Prat de Llobregat (Barcelona), ganador de La Nariz de Oro 2013
Joffre Tarrida, sumiller de Cal Pere Tarrida en El Prat de Llobregat (Barcelona), ganador de La Nariz de Oro 2013

El reconocido concurso La Nariz de Oro 2013 dio con su ganador  tras dos días de intensa actividad para los 71 sumilleres
que obtuvieron una plaza para la final. Tras diferentes pruebas clasificatorias, 
sólo cinco de ellos fueron seleccionados para participar en la última y definitiva prueba, en
 la que se enfrentaron sólo con el olfato a las ya míticas cinco copas negras.
En esta ocasión, las bebidas que se escondían tras el cristal negro fueron: el
 champagne Millesimé Möet & Chandon 2004 (AOC Champagne, Francia), el vino de 
Retsina Tsantali (AT Retsina, Grecia), el Tinto monovarietal de uvas prieto picudo El
 Médico 2011 (DO Tierra de León), el Palo Cortado Harveys 30 Years VORS (DO Jerez)
 y por último, el calvados Pierre Huet Fine, un aguardiente de manzana de 40 grados de
 alcohol (AOC Calvados Pays d´Auge, Francia).
Joffre Tarrida de Vinoteca Cal Pere Tarrida en El Prat
de Llobregat (Barcelona) resultó el ganador de La Nariz de Oro 2013, quedando como segundo clasificado Jordi Martínez de Selecte Wine Store, en Lleida y tercero Juan Ignacio Ayerbe, de Juan Ignacio Ayerbe El Sumiller, en A Coruña.
Los otros dos finalistas que formaron parte de los cinco integrantes de la gran final fueron Ricardo García de Don Quijote en Santiago de Compostela
 y Nerea Cuenco de Sikera en Barakaldo (Vizcaya)
.
Tarrida aseguraba que la gran dificultad ha sido llegar a la Gran Final, en declaraciones a Efeagro afirmó que le resultaba muy complicado concentrarse con tanto público y cámaras de televisión observando la prueba. El sumiller ganador resaltó la dificultad extrema de la última prueba, con las cinco copas negras que contenían las bebidas que debían identificar tan solo por el olfato. Especialmente inquietante resultó la número dos, que trajo de cabeza a los concursantes y que finalmente era un vino de resina griego.

Un concurso con formación

Pero este concurso, no solo es competición, la parte formativa es fundamental, ya que para un sumiller, el aprendizaje permanente resulta imprescindible. Por ello, durante 
los dos días de competición, los 71 finalistas cumplieron con un exclusivo programa de
 formación de la mano de Mar de Frades, PradoRey, Gramona, Marqués de Riscal, CR
DO Ca Rioja y Chivas Regal. Asimismo, participaron en una cata sobre las posibilidades 
de la decantación también en los vinos blancos, dirigida por Elena Adell, enóloga de
Azpilicueta, y asistieron a la cata de novedades de las más de 40 bodegas expositoras
 del salón de vinos Experimenta.

Premio Torres al Mejor Servicio y Armonía

El ganador del Premio Torres al Mejor Servicio y Armonía resultó ser David Martínez de El Velero de Sitges (Barcelona). Junto a los otros dos participantes, Guillermo Llopis, de Le Sol en Benidorm (Alicante), y Rafael Sabadí, de El Roser II en L’Escala (Girona) –escogidos entre el grupo de 71 asistentes a través de una prueba teórica– tuvieron que elegir vinos para una mesa de comensales expertos.
Cada uno de ellos tuvo que seleccionar un vino de Torres para maridar con distintos 
platos de la carta del restaurante Lágrimas Negras, explicar su elección y responder a
las preguntas de los expertos sentados a la mesa.
El jurado estuvo compuesto por Vinyet Almirall, jefa de relaciones públicas y
comunicación de Torres; Sofía Magaña, directora de la revista Vino y Gastronomía y de La Nariz de Oro; José Joaquín Cortés, Nariz de Oro 2012;
Juan Antonio Herrero, sumiller del restaurante Lágrimas Negras (hotel Silken Puerta
de América, Madrid); y José Ribagorda, periodista de Informativos Fin de Semana 
Telecinco.
La selección de vinos escogidos por Torres para esta prueba fue Milmanda 2010, Jean Leon 3055 Rosé 2012, Salmos 2010, Celeste Crianza 2010 y Jean Leon Vinya Palau Merlot 2007.
Los platos elaborados para la ocasión fueron:
1) Coca de sardinas con pisto y tapenade
Este plato fue maridado por el sumiller Guillermo Llopis quien escogió como
compañero vinícola Jean Leon 3055 Rosé 2012.
2) A modo de Flan con Nata, Royal de foie con espuma de patata
. El ganador David Martínez escogió para esta difícil elaboración el vino Milmanda 2010
3) Rabo de Toro deshuesado y estofado al vino tinto con puré de patatas y verduritas
confitadas.
 Rafael Sabadí decidió que el mejor acompañante del tradicional y poderoso rabo de toro 
había de ser Celeste Crianza 2010.

La Nariz de Oro amateur

De forma paralela a la competición profesional, se celebró una nueva convocatoria de La Nariz de Oro Amateur. Con vinos de Fillaboa, Mas de Leda, Murua y Pagos de Araiz (de Masaveu), un selecto grupo de aficionados al vino tuvo la ocasión de realizar la misma prueba que los 71 sumilleres finalistas. El vino que se sirvió en la copa negra ‘Amateur’ fue Murua Reserva 2005.
La ganadora fue Carmen Martínez de Artola. El premio que recibió de Bodegas Murua fue un magnum Leda Viñas Viejas y una visita VIP con cata sensorial para 8 personas a Bodegas Murua o Pagos de Aráiz, a su elección.